Otras noticias

en el mundo

A la igualdad de género le esperan décadas, si nada lo remedia

igualdad
photo_camera A la igualdad de género le esperan décadas, si nada lo remedia/ Estrella Digital

El Parlamento Europeo vaticina décadas de espera para la igualdad de género. Una resolución no legislativa ofrece un escenario pavoroso para las políticas de igualdad: apunta a setenta años para la igualdad salarial. 

Estrella Digital

La UE y sus estados miembros deben intensificar sus esfuerzos para conseguir la igualdad entre mujeres y hombres, según el Parlamento Europeo, que advierte de que, sin cambios significativos, serán necesarios 70 años más para lograr la equiparación de salarios, 40 años para alcanzar un reparto equitativo de las tareas domésticas, 30 años para llegar a una tasa de ocupación del 70% entre las mujeres y 20 años para alcanzar el equilibrio de género en política.

Un varapalo para la condescendiente Europa, vanidosa de los avances en materia de igualdad. Un respiro para el movimiento feminista que ve, una vez más, revitalizadas sus tesis.

“No deberíamos aceptar que haya que esperar varias décadas para alcanzar una verdadera igualdad de género en Europa”, recalca la Cámara en una resolución aprobada el martes con 369 votos a favor, 188 en contra y 133 abstenciones.

Que el ponente haya sido un hombre no deja de ser una ironía. El Español Ernest Urtasun, de los Verdes (Iniciativa per Catalunya), ha sido el encargado de elaborar el informe sobre la igualdad entre mujeres y hombres en la UE en 2014-2015, Denunció durante el debate en el pleno que “estamos bloqueados, cuando no damos pasos atrás, en materia de igualdad de género”.

Datos

La brecha salarial en la UE está en el 16,2%, pero la diferencia en la cuantía de las pensiones asciende al 40,2% de media. Esto se debe, sobre todo, a que un mayor porcentaje de mujeres tiene empleos a media jornada, una remuneración más baja por hora o se acogen a permisos parentales o para el cuidado de familiares.

En la mitad de los Estados miembros esta diferencia ha aumentado. En este sentido, el informe insta a “Malta, España, Bélgica, Irlanda, Grecia, Italia y Austria a colmar la brecha de género por lo que respecta a la cobertura de las pensiones, habida cuenta de que entre el 11% y el 36% de las mujeres de esos países no perciben pensión”.

La tasa de empleo de las mujeres de la UE alcanzó en 2015 el récord del 64%, pero sigue debajo de la de los hombres, en el 76%. Las mujeres tienen cuatro veces más posibilidades de trabajar a tiempo parcial, mientras que el 75% de las tareas domésticas las efectúan las mujeres y alrededor del 66% del cuidado de los hijos también lo desempeñan ellas.

Aunque las mujeres tienen de media un nivel superior de educación y ya son el 60% de los titulados en la Unión, continúan infrarrepresentadas en ámbitos como la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, donde su participación está sobre el 12% desde hace ya muchos años y no muestra signos de mejora; y en posiciones de dirección, donde sólo el 6,5% de estos puestos en las empresas que cotizan en bolsa en la UE son mujeres.

La presencia de mujeres en los parlamentos nacionales ha pasado del 21% en 2005 al 28% en 2016. En el Parlamento Europeo ha aumentado del 30% al 37%.

Recomendaciones

La Cámara también ha propuesto a La Comisión Europea y a los países miembros una serie de recomendaciones.

Entre ellas destaca la de poner en marcha medidas legislativas y no legislativas para impulsar el equilibrio entre la vida laboral y la personal, y en particular propuestas sobre baja de paternidad y permiso para cuidados.

Alerta sobre la necesidad de aprobar la directiva europea que establece la igualdad en los consejos de administración.

Las recomendaciones hacen especial hincapié en ampliar la regulación sobre violencia machista, proponer legislación para apoyar las acciones de los gobiernos frente a la violencia contra las mujeres, planificación familiar, mercantilización de la mujer y uso de estereotipos.

El informe se hace eco sobre la protección del colectivo LGBTI frente al acoso laboral y revisar el marco comunitario sobre lucha contra ciertas formas y expresiones de racismo y xenofobia mediante la legislación penal, para incluir el sexismo y la incitación al odio por motivos de orientación sexual e identidad sexual.

Comentarios