Otras noticias

La nueva práctica sexual de congelar los genitales arrasa en Inglaterra

spa

Un spa utiliza un tanque de nitrógeno líquido en forma de vapor que aplica sobre la zona para aumentar el deseo sexual

Menos mal que no se ha puesto de moda en Estados Unidos, porque, tan dados los españoles a adoptar todas las que llegan de allí, a estas alturas la mitad de los varones de este país ya se habrían congelado sus testículos  para intentar disfrutar más del sexo.

Ha sido en Inglaterra donde esta práctica se está convirtiendo en tendencia, y quizás por ello tarde algo más en llegar aquí. De momento, es un spa londinense el que está arrasando con el invento de aplicarte a las zonas 'nobles' de los ciudadanos de esa urbe un vapor que se encuentra a -160 grados, a través de un tanque de nitrógeno líquido en forma de vapor, tal y como explica The Sun.

Según esta empresa, el repentino descenso de temperatura estimula los receptores de los genitales, lo que implica un mayor flujo sanguíneo en la zona. Así se produce la liberación de endorfinas y por ello se puede llegar a tener un mayor deseo sexual.

El spa que lo realiza ha explicado que "mientras que la piel sigue sintiendo la congelación, el cuerpo envía señales al cerebro", así como que "esos mensajes dicen que si los tejidos están dañados, hay que repararlos". Además, ha asegurado que "el aumento del nivel de endorfinas genera que la zona genital esté más juvenil, clara y con mejor aspecto gracias al colágeno".

Lee la noticia completa en Estrella Digital

Comentarios