Otras noticias

En españa

Sánchez utiliza la campaña gallega para convencer a Podemos y Ciudadanos

Pedro Sánchez durante la campaña gallega / Estrella Digital
photo_cameraPedro Sánchez durante la campaña gallega / Estrella Digital

Estas tres fuerzas "suman", ha recordado el líder socialista, y tienen ante sí la ocasión de "desterrar" al PP, de enviarlo a la oposición, por lo que es "importante que asuman sus responsabilidades".

Estrella Digital

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha reiterado hoy su llamamiento a Ciudadanos y Podemos para sopesar un gobierno alternativo al de Mariano Rajoy y ha fijado los principales objetivos del mismo en la lucha contra la desigualdad, la creación de empleo digno y el combate contra la corrupción.

"Tres partidos y la posibilidad de hacer un gobierno con tres causas", ha concretado Sánchez, que le ha pedido tanto a Pablo Iglesias, de la formación morada, como a Albert Rivera, líder de la naranja, "que lo piensen bien" y tomen la decisión correcta.

Estas tres fuerzas "suman", ha recordado, y tienen ante sí la ocasión de "desterrar" al PP, de enviarlo a la oposición, por lo que es "importante que asuman sus responsabilidades" y olviden los "vetos cruzados" con los que bloquean "el cambio político en este país".

Sánchez, además, sin postularse, se ha mantenido en su "no" a Mariano Rajoy, pues lo ve incapaz de encabezar el "gobierno limpio, social, dialogante y creíble", el que quiere para España.

El líder socialista ha negado que el problema sea una cuestión personal suya y ha asegurado que el "adversario" del PSOE "no tiene nombres ni apellidos", sino que son las políticas que aumentan la desigualdad y limitan el empleo.

"Por eso votamos que no a la investidura de Mariano Rajoy", ha remarcado Sánchez, que ha cargado la responsabilidad de ser incapaz de "articular una mayoría que le permita gobernar" en el actual jefe del Ejecutivo en funciones.

Sánchez ha declarado que el PSOE ejerció su responsabilidad al "reconocer que el PP había ganado las elecciones" y al no interferir en sus negociaciones, con posterioridad fallidas, para formar gobierno, pero ha afirmado que "la responsabilidad del Partido Socialista está con sus votantes" y que jamás apoyarán aquello que quieren cambiar.

"En democracia, lo habitual es no haber otorgado la mayoría absoluta a un gobierno", ha remarcado, y ha puesto como ejemplo los mandatos de José María Aznar o José Luis Rodríguez Zapatero. 

Comentarios