Otras noticias

Sanidad aconseja ahora retrasar cinco meses la tercera dosis a los infectados

descarga (2)

Es una recomendación, ya que la persona contagiada podría vacunarse a partir de la cuarta semana si así lo quisiera.

La Comisión de Salud Pública ha recomendado este martes que los adultos que se hayan infectado de coronavirus se pongan la tercera dosis de la vacuna a los cinco meses del diagnóstico -aunque puedan hacerlo a partir de la cuarta semana- y que los niños de 5 a 11 años que se hayan contagiado y aún no se hayan vacunado reciban una única dosis. 

En el caso de que los pequeños se hayan infectado tras el primer pinchazo deberán tener un segundo a las ocho semanas del diagnóstico, siempre y cuando se hayan cumplido las ocho semanas establecidas entre dosis para ellos, ha informado el Ministerio de Sanidad.

Así lo han acordado los directores generales de Sanidad y las comunidades en una reunión en la que han decidido que el intervalo entre la infección y la administración de la tercera dosis en adultos sea "de un mínimo de cuatro semanas", en la línea de lo que establecieron a principios de enero, si bien ahora "se recomienda su administración a los cinco meses tras el diagnóstico de la infección".

"La evidencia actual muestra que el hecho de tener una infección tras tener la pauta completa de primovacunación hace que se desarrolle una respuesta inmune más potente y más amplia en términos de neutralizar otras variantes del virus, en comparación con la respuesta inmune observada en personas que solo padecieron infección o que solo recibieron dos dosis", explica el ministerio de Sanidad.

Además, las infecciones por ómicron "aumentan la respuesta de células de memoria a antígenos víricos" diferentes a la proteína S en comparación con las infecciones tras la vacunación causadas por la variante delta, lo que implica, añade, una ampliación de la inmunidad.

Comentarios