Otras noticias

En el mundo

Violenta detención de varios ‘tcharmil’, la banda de jóvenes marroquíes armados con machetes

La policía marroquí consigue capturar a, al menos, dos integrantes de la violenta banda de jóvenes marroquíes que atemoriza a sus víctimas por su manera de actuar. 

Estrella Digital

La policía marroquí recoge sus frutos tras una amplia campaña contra los 'tcharmiles', un grupo de adolescentes de entre 14 y 16 años que realiza atracos y robos muy violentos con machetes en las costas de Marruecos para terror de turistas y locales. 

En el vídeo, se puede ver cómo la policía marroquí detiene a varios miembros de este grupo criminal con sus grandes machetes, armas de la que no se separan ni siquiera tras ser disparados y caer al suelo abatidos, desde donde continúan intentando luchar contra los agentes policiales.

Los jóvenes –al menos se pueden ver a dos detenidos en las imágenes- van vestidos de una forma característica, como ya se les ha podido ver en otras ocasiones en las imágenes que ellos mismos cuelgan en redes sociales para mostrar sus motines. Llevan ropa y zapatillas deportivas -en muchos casos de imitación-, anillos de oro, relojes con grandes esferas y un peinado que recuerda a los Mohicanos de Massachusetts.

La banda, formada fundamentalmente por adolescentes, comenzó a actuar en el año 2014. Su primer ataque ocurrió en Casablanca y desde entonces comenzó una ola de robos y violencia que pusieron en alerta tanto a las fuerzas policiales como a los turistas que acuden a las playas marroquíes, por eso es su lugar predilecto -especialmente, en Casablanca. Pero entre sus también está la clase media-alta marroquí por su poder adquisitivo.

Su forma de actuar también es característica: siempre atacan en grupo y no dudan en utilizar la fuerza si la víctima se resiste. Son rápidos y muy escurridizos, según explican fuentes policiales. 

Cuando comenzaron los ataques, el propio rey Mohammed VI ordenó el 7 de abril de 2014 una campaña policial nacional, que produjo numerosas detenciones y bajas en la banda y que, tal y como se aprecia en el vídeo, aún continúa. 

Otra de las características de esta banda de jóvenes es que, casi como cualquier otro adolescente en el mundo, presumen de sus actos en las redes sociales, donde suben imágenes a cara descubierta portando machetes o mostrando lo que han conseguido robar. No tienen miedo a ser descubiertos. 

Por el momento, no hay constancia de que hayan pisado suelo español, pero desde hace más de un año la Guardia Civil de Ceuta reconocen estar "precavidos" ante el "crecimiento y la proximidad" de la banda.

Comentarios