PLENO DICIEMBRE

Rontomé, Vox y las discusiones de patio de colegio: “gordo" y "enano” entre los “piropos” cruzados

Una interpelación sobre una fundación que pretende trabajar contra los mensajes de odio, ha acabado con los miembros de la Asamblea de Ceuta intervinientes dando ejemplo de lo que no se debería hacer. Carlos Rontomé y los diputados de Vox han vuelto a enzarzarse en uno de sus cruce de insultos habituales, dejando insultos cruzados como “enano” y “gordo”. 

El pleno de la Asamblea ha vuelto a vivir este martes uno de esos momentos que hacen sonrojar a quienes esperan de la clase política un mínimo de seriedad, especialmente cuando se trata de debatir cuestiones relativas a preocupaciones generales como puede ser la lucha contra los mensajes de odio y contra la convivencia en una ciudad como Ceuta.

La interpelación en cuestión, presentada por Vox, pasaba por conocer los motivos por los que se ha firmado un convenio con la Fundación Al Fanar, destinado, precisamente, al combate contra los mensajes de odio, algo sobre lo que Vox ha mostrado muchas dudas, preguntando, entre otras cuestiones, por las relaciones de la entidad con formaciones políticas como Podemos o Caballas, o acusando a la misma y a la administración de querer “lavar el cerebro” a menores de edad.

El consejero de Educación, Carlos Rontomé, ha justificado el convenio con Al Fanar subrayando que se trata de un proyecto europeo, titulado 'Contra los odios cotidianos' y explicando que consiste en actividades con los jóvenes, en formato juego, que permiten detectar actitudes y comportamientos que ellos mismos desconocen tener. Hasta ahí, nada fuera de lo habitual. 

Pero el debate ha ido subiendo de tono, como suele suceder en estos casos, y el consejero de Educación, Carlos Rontomé, ha vuelto a entrar, como sucede de forma habitual, en la espiral del insulto frente a Vox. Así, en defensa de esta propuesta contra los discursos de odio, que pueden derivar en cuestiones tan preocupantes como el bullying o el acoso, Rontomé no ha dudado a la hora de mandar callar a uno de sus oponentes con un “Cállate enano”. Lo ha hecho después de que este se refiriera a él como “gordo”, rebajando el debate en la Asamblea a una mera discusión de patio de colegio en la que poco parecen importar los verdaderos problemas de los ceutíes, y en esta caso de los niños y jóvenes que sufren este tipo de problemas en sus centros escolares.

Poco más se ha podido extraer de un debate en el que Vox ha acusado a Rontomé de ser “un monigote” y “firmar y firmar” todo lo que le ordena Vivas, mientras que el segundo ha puesto sobre la mesa la supuesta financiación de Vox por un grupo iraní considerado como terrorista hasta 2012.

Escuelas Infantiles

La situación de las Escuelas Infantiles también ha sido protagonista de la sesión de control al Gobierno, en este caso a causa del cierre de una de las aulas de la Juan Carlos I el pasado 16 de noviembre. Una jornada en la que los padres de los niños de 2 años fueron avisados de que no llevaran a los menores a clase por no contar con el personal suficiente.  Así, Vox ha interpelado por estas cuestión, preguntando en primer lugar si tanto esta escuela infantil y la guardería de Nuestra Señora de África cuentan con el personal suficiente, recogido por la ley, y con la titulación adecuada, así como han interpelado al consejero de Educación, Carlos Rontomé, sobre si asume su responsabilidad por la situación vivida por las familias el 16 de noviembre.

El consejero ha ofrecido los datos sobre el personal, que cumple con el número de profesionales mínimos señalado por la ley y lo supera, si bien es cierto que en aquella jornada faltaron 5 trabajadores, lo que ha asegurado que fue “un problema sobrevenido”. 

Mención a parte merecen para Vox los desperfectos existentes tanto en la Escuela Infantil Juan Carlos I como en la guardería Nuestra Señora de África. Según el consejero se ha intentado solucionar este problema durante esta legislatura, sin éxito a la vista de los hechos, destacando una inversión superior a los 60.000 euros en el primero de los casos y a los 30.000 en el segundo. 

Respecto a su Carlos Rontomé asume la responsabilidad, este ha asegurado que “evidentemente la responsabilidad de lo que sucede es de la consejería”.

Comentarios