PLENO PRESUPUESTO 2023

Vox trata de enmendar los Presupuestos fuera de plazo. “Han tenido 4 años para leer el reglamento”, reprocha Vivas

Verdejo carga contra el Gobierno y sus cuentas en los lugares comunes de su discurso: chiringuitos, con especial señalamiento a feministas, musulmanes y LGTBI y redes clientelares

El portavoz del partido de extrema derecha, Carlos Verdejo, llegaba al debate sobre Presupuestos con una enmienda a la totalidad de Vox bajo el brazo. Pero, hete aquí que se les pasó un detalle. Para presentar una enmienda de este tipo hay que esperar a que se apruebe provisionalmente y se abra el plazo para enmendarlo.  

“En el día de ayer este grupo presentó una enmienda que debía ser aceptada, una enmienda que hablaba de reformar por completo el Presupuesto. No nos han hecho caso por lo que es probable que después de ir al Contencioso estos Presupuestos queden anulados”, ha amenazado Verdejo antes de ser enmendado a su vez por el presidente de la Mesa de la Asamblea, Juan Vivas. “La enmienda no fue admitida a trámite de manera motivada. Los grupos políticos disponen de un plazo de 15 días hábiles para presentar enmiendas desde cuando se haya aprobado el presupuesto inicial, Es una enmienda extemporánea”, ha argumentado el presidente de la Sala, “por si alguien no ha tenido tiempo en cuatro años de leerse el reglamento”, ha ironizado. “Y cuando uno presenta una enmienda a la totalidad hay que presentar un documento que diga de dónde vienen los ingresos y a dónde van a a ir y no una enmienda de una hoja y media”, ha añadido la consejera de Hacienda, Kissy Chandiramani.

“Contigo, no”

El portavoz ultra ha explicado que Vox rechaza los Presupuestos de la Ciudad para 2023 básicamente por estar pactados con el PSOE y, en especial, por estar redactados por la consejera de Hacienda, Kissy Chandiramani: “Nosotros contigo no”, ha descartado. “¿Qué diferencia hay entre la señora Chandiramani y el PSOE? Ninguna”, se ha respondido Verdejo a sí mismo. “Se ha referido a la invasión de mayo como crisis migratoria y en la documentación se refiere a ella como una amarga sensación. El pacto con el PSOE está condicionado hasta en el lenguaje, no se atreven a contar la verdad ni a hablar de tú a tú al país que nos niega la españolidad. Otra vez los complejos con el rey de Marruecos”, ha reprochado. 

El portavoz ultra ha aprovechado en este capítulo para cargar contra el líder socialista, Juan Gutiérrez, al que ha calificado de “favorito de los mafiosos y amigo de los lancheros”. “Esperemos que sean los últimos presupuestos de la mafia de Juan Vivas, unos presupuestos para colocar a personas en empresas municipales y por vender Ceuta a sus enemigos, el PSOE más vergonzante de su historia con un Juan Gutiérrez a que conocemos su pasado y su presente”.

Una acusación que ha rebatido Chandiramani señalando que “con el PSOE tengo infinidad de diferencias. Yo creo en la libertad y soy absolutamente liberal en mis planteamientos económicos, lo que ya me diferencia del PSOE, y con usted solo tengo una diferencia, usted es un racista y yo no”. “Busca echarme a la mitad de la población encima”, se ha defendido Verdejo negando las acusaciones de racismo.

“Estos presupuestos los necesitamos para subvenciones en sectores estratégicos y no lo digo yo, son palabras de Kissy Chandiramani”, ha resumido el portavoz del grupo municipal de Vox, que ha desgranado el largo listado de partidas con las que están en desacuerdo: un centro de menores, un observatorio de la convivencia, publicidad institucional, gastos para menores extranjeros no acompañados, diversidad juvenil LGTBI, Premio Convivencia, sindicatos, Brigadas Verdes, mujeres progresistas, Universidad de Málaga, Intercultura, Parque de Santa Catalina, Tragsa. Hotel Puerta de África… “Todo para intereses personales”, ha acusado Verdejo sin desarrollar su acusación. “Los ceutíes decentes arreglaremos su desastre, generado por el único interés que tienen los populares: mantener el sillón y sus redes clientelares y tener a sus cercanos bien colocados”, ha prometido Verdejo, que da por hecho que “estos Presupuestos son los últimos de Vivas”.

Entre sus escasas propuestas alternativas a estas cuentas del Gobierno para 2023, Verdejo ha señalado los impuestos, que podrían haber bajado, “como  en Madrid”, pero no lo han hecho. “No ha bajado impuestos como el IBI o las plusvalías. Cada vez que quieran hacer una obra en casa van a tener que pagar para que la señora Chandiramani lo reparta a sus medios de comunicación y sus chiringuitos.Y hay que recordar la promesa incumplida de bajar el IPSI de importación, pendiente desde 2021”. "Son ineptos, no saben hacer la ‘o' con un canuto, solo saben comprar voluntades y generar desempleo”, ha insultado el portavoz ultra que cree que estos presupuestos llevan a Ceuta a la “corrupción y la marroquinización”. Verdejo también ha criticado el proyecto de mejora de la frontera, algo innecesario a su juicio: “Hablan de mejorar la frontera, cuando habría que militarizarla y construir un muro”.

“Siempre lo mismo”, ha reprochado Chandiramani, “deje de hablar con chiringuitos cuando Vox crea uno al mes: un sindicato, una fundación, una asociación…. Cuando aprobaron los presupuestos de 2020  también pidieron que se ayudara a determinadas asociaciones. Eso también son chiringuito, ¿o las suyas son las buenas, no?”

Chandiramani ha cerrado su debate con el portavoz de Vox reprochando a Verdejo que “se haya inventado” los presupuestos. “Se ha inventado la mitad de las partidas a las que ha hecho referencia". Y sí le ha apostillado que el incremento en la partida de ingresos por sanciones y multas es de 18.000 respecto al de 2022 y que se calcula en base a la estimación que se hace sobre lo ya recaudado en este 2022. Además, le ha ironizado si las tasas por las obras en casa son "¿obras ilegales o legales?" en alusión al expediente abierto a Redondo. 

"La bola esa para leer el futuro que tienen, está escacharrada", le ha cerrado Chandiramani a los vaticinios de Verdejo de que el PP perderá las elecciones de mayo y las ganará VOX.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad