Pleno Septiembre

La implantación de un mercadillo en la Marina se queda en pausa por posible competencia desleal

El grupo socialista también ha querido conocer el estado de la construcción de un albergue social. La respuesta del Gobierno no ha variado y, de momento, no hay avances.

En pausa, a la espera de la elaboración de un informe económico, previa consulta al sector comercial de la ciudad. Es el estado del supuesto mercadillo ambulante que refrendó el Pleno el pasado marzo para que se instalase en la explanada de la Marina con una periodicidad quincenal. Una situación que el PSOE traduce de pleno olvido por parte del Gobierno, en palabras de su diputada Samia Abdelkader, que durante la sesión plenaria de este jueves preguntaba por el estado de esos trámites.

“Por lo que me dice no se ha hecho nada, ni se ha realizado ningún tipo de estudio”, le espetaba al consejero de Gobernación, Alberto Gaitán, que negaba esa realidad amparándose en que ya existe un análisis jurídico que le da un soporte normativo, pero excusaba esa dilación de plazos en la situación económica que atraviesa la ciudad y que la implantación de ese mercado pudiese suponer un perjuicio a los comerciantes. “Hay que analizarlo para evitar una competencia desleal con esos concesionarios y autónomos de mercados y otros negocios de la ciudad en unos momentos económicos difíciles”.

Tampoco ha profundizado el Gobierno ni en el número de puestos, el tipo de productos que se pueden vender e, incluso, se ha puesto en duda la ubicación que se barajó. Todo está en el aire y pendiente, según se puede desprender de lo esgrimido por el consejero, para quien ningún comerciante ha manifestado de forma expresa que esté a favor de este nuevo punto de venta.

Albergue social

Descontento también en las filas socialistas con los proyectos aprobados hace ya un año para la construcción de un albergue social, un alojamiento temporal de menores migrantes solos, y un edificio anexo a la actual Residencia Nuestra Señora de África. La interpelación recaía sobre la diputada Elena Mateos, que volvía a interesarse por la evolución de los mismos, sin más información de la ya conocida.

El albergue se ubicará junto al centro Mediterráneo, previa valoración positiva de Procesa que encomendará como encargo propio el proyecto a Tragsatec. Por lo demás, la consejera de Servicios Sociales, Dunia Mohamed, tan solo ha parafraseado lo ya anunciado: El albergue será un edificio de cinco plantas que contará con 30 habitaciones (15 individuales y otras 15 dobles), un comedor social con capacidad para 100 personas, cocina y espacios de uso compartido para ocio y estudio. Respecto a los otros dos proyectos, ni una palabra. A lo que Mateos le espetaba que “se pusiese a trabajar un poquito más”, y Mohamed la replicaba con un recado a “su presidente Sánchez” para “que construya más viviendas sociales”.

 

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad