PLENO

Un punto sobre las Meriníes acaba con Vázquez llamando “acosador” a Verdejo

Un punto sobre la rehabilitación de las Murallas Meriníes acabó con un momento de tensión entre la diputada no adscrita, María del Carmen Vázquez, y quien fuera su compañero de grupo, Carlos Verdejo, al que definió como un “acosador”. Este le invitó a retirar sus acusaciones “antes de denunciarla”, extremo al que se negó la parlamentaria, que dijo haberse quedado “muy a gusto”.

Es el cariz de la Asamblea de Ceuta desde 2019 en adelante: el punto en principio más ‘inocente’, menos controvertido, más técnico suele dar lugar al momento más duro, con los reproches a flor de piel y palabras gruesas. Ha vuelto a ocurrir: un punto sobre las Murallas Merinidas y su rehabilitación acabó con la diputada no adscrita, María del Carmen Vázquez, llamando acosador al portavoz del que fuera su grupo, Carlos Verdejo.

La secuencia de los actos es la siguiente: José María Rodríguez, no adscrito, propone un plan de actuación en las Murallas Meriníes. En el momento de su intervención, Verdejo alude a Vázquez y Rodríguez como viene siendo habitual y a su condición de “tránsfugas”. Vázquez pidió intervenir por alusiones, algo a lo que accedió Vivas.

Y ahí, recordó unas palabras de Verdejo. “Ayer preguntabas cual es el perfil de un acosador sexual. Yo no voy a calificar de qué tipo, pero te digo que tu eres un acosador”, espetó a Verdejo.

Abundó: “cuando quieras, te traigo a varias madres de tus alumnos que pueden demostrar que eres un acosador. Las madres de esos alumnos a los que tu les dices: ‘corred, que sois unos inútiles’. Cuando quieras”, amenazó.

Vivas trató de corregir a Vázquez, sin conseguirlo, recordando que “este turno es por alusión, no para eso”, pero la diputada no solo no frenó sino que insistió en ello. Señaló que “me estoy quedando muy a gusto” y le recordó “el tortazo que os habéis llevado en Andalucía”.

Verdejo, simplemente, quiso “dar la opción a la señora Vázquez a que retire estas palabras antes de ir al Juzgado”. Algo que no ocurrió.

Por cierto, la propuesta salió adelante. Consistía en rehabilitar las Murallas Meriníes. Carlos Rontomé anunció que habían intentado algunas actuaciones con cargo al 1% Cultural del Ministerio de Fomento, pero que este las había rechazado ya que con anterioridad se habían invertido fondos en ese lugar. Se hará con fondos propios, incluyendo la peatonalización de buena parte del entorno de las Merinidas.

Comentarios