Miércoles. 13.12.2017 |
El Tiempo
Ceuta Actualidad

RECONOCIMIENTO A LA LABOR DE LA POLICÍA NACIONAL Y LA GUARDIA CIVIL

Delegación y Ciudad condicionan cualquier reforma de la Carta Magna a un consenso como el del 78

Un momento del acto celebrado en la Plaza de la Constitución (C.A.)
Un momento del acto celebrado en la Plaza de la Constitución (C.A.)

Cataluña y la reforma constitucional han sido referencias constantes en los discursos que el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, y el delegado del Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull, han ofrecido hoy en el transcurso del acto institucional celebrado con motivo del 39º aniversario de la Constitución de 1978.

Delegación y Ciudad condicionan cualquier reforma de la Carta Magna a un consenso como el del 78

La reforma constitucional y Cataluña han sido dos referencias insoslayables en el acto de conmemoración del 39º aniversario de la Constitución celebrado esta mañana en el Salón del Trono del Palacio de la Asamblea.   La ceremonia, organizada conjuntamente por la Ciudad y la Delegación del Gobierno, ha servido este año para distinguir a los agentes de la Comandancia de la Guardia Civil y la Jefatura Superior de Policía en Ceuta.

Los reconocimientos –recogidos por el coronel jefe de la Guardia Civil, José Luis Gómez Salinero, y el inspector jefe de la Policía Nacional Manuel Barroso- han atendido al trabajo cotidiano que ambos cuerpos asumen en la ciudad y a la labor que han desarrollado en Cataluña a lo largo de los últimos meses. En su intervención, Gómez Salinero, se ha referido a la crisis política desatada por el independentismo catalán como “un luctuoso episodio de la historia de España” antes de expresar su apoyo y solidaridad hacia sus compañeros que han sido destinados por Interior a Cataluña.

Un mensaje grabado dirigido a la ciudadanía de Ceuta por el titular del Ministerio, Juan Ignacio Zoido, ha abierto una ceremonia en la que tanto el delegado del Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull, como el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, han subrayado la vitalidad que, a juicio de ambos, conserva la Constitución de 1978.

“El consenso de la Transición es el requisito imprescindible para abordar cualquier reforma”, ha defendido Fernández Cucurull. En su intervención, el delegado ha arremetido contra el “adanismo” de quienes sostienen el “falaz” argumento de que dado que muchos españoles por edad no pudieron votar la Constitución, el texto de la Carta Magna no les compromete. Fernández Cucurull ha insistido que cualquier cambio en el texto constitucional pasa por el respeto a los mecanismos que éste contempla para su reforma.

Por su parte, el presidente Vivas, que se ha referido a 2017 como “el año del 155”, ha expuesto su convicción de que cualquier reforma constitucional ha de considerar previamente qué horizonte se persigue con el cambio, ha de contar con un consenso similar al del 78 y debe mantener como principios innegociables los de la unidad de España, la soberanía nacional de los españoles y la solidaridad interterritorial.

Vivas también ha tenido palabras de aliento para los agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y ha recordado expresamente al policía nacional Mohamed Ahmed Aberrahman, un ceutí asesinado por ETA en 1982: “La sangre derramada es el más duro, doloroso y elocuente testimonio del alto precio que nuestra Guardia Civil y nuestra Policía Nacional han tenido que pagar para que los españoles hoy tengamos la tranquilidad y la satisfacción de poder afirmar que ETA ha sido derrotada”.

El acto ha concluido con una ofrenda floral ante el monumento a la Constitución en el que han participado Fernández Cucurull, Juan Vivas y el comandante general, Javier Sancho.

Delegación y Ciudad condicionan cualquier reforma de la Carta Magna a un consenso como el del 78