Política

La celebración se ha centrado este año en la urgencia impuesta por los efectos del cambio climático

La crisis de los 7,2 millones se asoma al acto por el Día de la Constitución

El presidente Vivas reclama en su discurso la mejora del Estatuto para que las decisiones sobre la ciudad "no dependan de la voluntad del Gobierno de turno".

El acto institucional que el Palacio de la Asamblea ha albergado hoy con motivo de la conmemoración del 41º aniversario de la Constitución Española escondía un aliciente ajeno a la propia celebración. Por primera vez desde que estallase el conflicto entre el Gobierno municipal y la Delegación del Gobierno a propósito de la suspensión de una transferencia a la Ciudad cuantificada en 7,2 millones de euros, el presidente Juan Vivas y la delegada Salvadora Mateos se encontraban en una comparecencia pública.

La crisis ha tenido su reflejo, discretamente escondido entre los párrafos de su discurso, en la intervención del presidente de la Ciudad, que no ha ahorrado referencias a la lealtad institucional y a la necesidad de garantizar la financiación de la autonomía ceutí. El Gobierno central en funciones comunicaba esta semana a las autoridades locales su decisión de no prorrogar los convenios cuya dotación permitía a la Ciudad financiar el funcionamiento de la planta desalinizadora y prestar servicios públicos en el entorno de la frontera.

Tras una encendida defensa del carácter autonómico de la Ciudad, Vivas ha lanzado una proclama en la defensa de la mejora del Estatuto, con una alusión directa a la consolidación de ingresos que, como los convenios cuya prórroga ahora se ha suspendido, dependen de decisiones políticas. “Hay que mejorar el Estatuto para que no dependa de la voluntad política del Gobierno de turno los condicionantes de la extrapeninsularidad, la reducida superficie, la escasez de recursos naturales o el singular hecho fronterizo”, ha sentenciado.

Acto seguido, el presidente ha hecho un llamamiento explícito a “la lealtad institucional que representa el compromiso de servicio a los ceutíes”.

Más allá de las referencias al conflicto entre la Ciudad y la Delegación del Gobierno, Vivas y Mateos han ofrecido sendos discursos de encomio a la vigencia de la Constitución, aunque con mensajes políticos diversos. Mientras la delegada ha hecho hincapié en la necesidad de ahondar en el diálogo –“perseverar en el diálogo es importante en una época como la actual”-, el presidente ha sustentado buena parte de la intervención en la defensa de la unidad del Estado –“no es legítimo ni legal ni tolerable utilizar las competencias y facultades autonómicas para atentar contra la unidad de España”.

 

Artículo 45

Las celebraciones de este año han estado presididas por la amenaza del cambio climático. La pequeña Alicia del Castillo, alumna del colegio San Agustín, ha abierto el acto con el artículo 45 de la Constitución, que consagra el derecho de los españoles a “disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona”.

“Somos la primera generación consciente de haber sobrepasado la capacidad del planeta”, ha recordado Salvadora Mateos.

Comentarios