Política

Ceuta Ya y la CECE comparten “reticencias” ante una frontera Schengen

CECE Ceuta Ya
photo_camera Ceuta Ya y la confederación han coincidido en sus reticencias con respecto al fin a la excepcionalidad de Schengen

La formación política y la Confederación Empresarios coinciden en rechazar la necesidad de visado para cruzar la frontera entre Ceuta y Marruecos: “Supone dar la espalda a la realidad de Ceuta”

Representantes de la formación progresista-localista Ceuta Ya han mantenido este viernes “una primera toma de contacto” con la Confederación de Empresarios (CECE) que preside Arantxa Campos para analizar la situación del comercio local y el impacto que ha tenido en la economía ceutí la reapertura de la frontera con Marruecos, así la exigencia de visado para acceder a la ciudad autónoma.

Un nuevo modelo de frontera europea sin la excepcionalidad al acuerdo de Schengen que permitía entrar en la ciudad sin visado a los habitantes de la ‘wilaya’ de Tetuán ante el que tanto la patronal como Ceuta Ya! muestran sus “reticencias”.

La CECE, explican desde Ceuta Ya en un comunicado, ha traducido en datos económicos el “mal momento” por el que atraviesa el comercio local. Una situación condicionada, “de manera evidente”, por el estado actual de la frontera, señalan los de Mohamed Mustafa. “El 25% de la actividad económica de la Ciudad corresponde al ámbito del comercio, cuya facturación dependía en un 30% de Marruecos”, calculan. “A día de hoy no ha habido sustitución de clientela”, afirman desde Ceuta Ya.

La Confederación de Empresarios coincide con el partido de Mohamed Mustafa en su desconfianza con respecto a la voluntad del Gobierno de poner fin a la excepcionalidad de Schengen. Según Ceuta Ya, tanto la patronal como ellos mismos son “los únicos disidentes” que consideran que exigir visado para entrar en la UE para poder cruzar la frontera del Tarajal “supone dar la espalda a la realidad de Ceuta, al menos mientras no se plantee una alternativa creíble”.

Los de Mustafa trasladan a la asociación empresarial su “apoyo explícito” en su petición de “mayor información” acerca del número de visados expedidos para “saber a qué atenerse”. —petición que, de momento, “no ha obtenido una respuesta satisfactoria”— y se suman a la exigencia de “reciprocidad” con respecto al régimen de viajeros. Una reciprocidad, afirma Mustafa, “que debería ser la espina dorsal de un nuevo Tratado de Buena Vecindad entre ambos países”. Para el secretario general de Ceuta Ya, “los encuentros con distintos agentes de la sociedad civil son fundamentales a la hora de conocer, de primera mano y desde diferentes puntos de vista, la realidad económica y social de nuestra Ciudad”.

Comentarios