Política

El fracaso de la investidura de Sánchez abriría la posibilidad de una redistribución de los votos de derecha a la que se aferran PP y Vox

¿Desea la derecha ceutí nuevas elecciones generales?

El diputado al Congreso por Ceuta, José Simón, en la Cámara Baja (CEDIDA)
photo_camera El diputado al Congreso por Ceuta, José Simón, en la Cámara Baja (CEDIDA)

La derecha ceutí no vería con malos ojos una repetición de las elecciones generales. Este escenario favorecería una redistribución de los votos conservadores y no garantizaría que el PSOE pudiera mantener el extraordinario resultado obtenido el 28 de abril. 

¿Un cuarto diputado al Congreso por Ceuta en apenas siete meses? La ruptura de las negociaciones entre PSOE y Unidas Podemos para la configuración de un nuevo Gobierno y la negativa de PP y Ciudadanos a convertir en viable la investidura del socialista Pedro Sánchez podrían abocar a la convocatoria de unas nuevas elecciones generales que habrían de celebrarse el próximo 10 de noviembre.

En este hipotético escenario, las formaciones locales de derechas enfrentarían una segunda oportunidad para resarcirse de su derrota del pasado 28 de abril y dar sentido a los más de 21.000 votos conservadores que en los pasados comicios sumaron Vox, PP y Ciudadanos.

RESULTADOS GENERALES 2019 28ALos populares ceutíes reciben con indisimulado entusiasmo la posibilidad de que la repetición de las elecciones les permita recuperar la representación en las cámaras nacionales perdida en las urnas el pasado abril. El PP había vivido más de dos décadas de éxito electoral cuyo último hito fue protagonizado por Juan Bravo, quien en febrero abandonaba su escaño en el Congreso para asumir la gestión de la Consejería de Hacienda de la Junta de Andalucía. Kissy Chadiramani, la popular que sucedió a Bravo en el Congreso, no tuvo tiempo para disfrutar de su recién estrenada responsabilidad: apenas llevaba dos semanas en el cargo cuando el presidente del Gobierno decretó la disolución de las cámaras. Las elecciones generales del 28-A quebrarían la hegemonía popular: el socialista José Simón se convertía en el nuevo diputado al Congreso por Ceuta con el respaldo de 13.766 votos.

Pese a que en aquellos comicios el PSOE superó al PP en más de 5.000 votos, los populares no pierden la esperanza. Para satisfacer sus aspiraciones bastaría con una nueva distribución del voto de derecha que le favoreciera. Los cálculos de los populares encuentran, sin embargo, un obstáculo no menor en los resultados de la ultraderecha. Vox superó en casi un millar de votos al PP en las elecciones de abril.

La principal ventaja que se abriría a las formaciones conservadoras en el caso de una repetición de las elecciones se funda en la referencia que para sus votantes constituyen los resultados de los últimos comicios. El electorado de derecha aprendió entonces que la dispersión de su voto favoreció la victoria de los socialistas.

Una segunda consideración que no escapa ni a PP ni a Vox es la referida al origen del voto que permitió la victoria de los socialistas la pasada primavera. El PSOE obtuvo el apoyo no explícito pero evidente de Caballas, que hizo un llamamiento a su electorado para frenar el avance de la extrema derecha en la ciudad. Los conservadores confían en que el efecto del temor a Vox se diluya en una próxima cita electoral, lo que se traduciría en un menor respaldo electoral a la candidatura del socialista Simón.

La derecha ceutí considera que puede haber vida después de noviembre. Siempre y cuando Pedro Sánchez no logre sacar un nuevo conejo de la chistera que le permita formar gobierno antes del 23 de septiembre, fecha límite para hacerlo.

Comentarios