Política

La sintonía de PP y Vox en el debate nacional encuentra un correlato en el entendimiento alcanzado por las dos formaciones en Ceuta

Los ecos de la investidura de Sánchez en la política local

Sánchez, durante la sesión de investidura (CONGRESO)
photo_cameraSánchez, durante la sesión de investidura (CONGRESO)

El hiperbólico debate nacional suscitado en torno a la investidura de Sánchez no desentona con el nuevo marco de relaciones entre PP, PSOE y Vox abierto en Ceuta tras la ruptura de los acuerdos suscritos por populares y socialistas.

El procedimiento para la investidura del nuevo presidente del Gobierno ha abierto una brecha entre la derecha y la izquierda españolas que no ha dejado de tener su reflejo en Ceuta. Las apelaciones a la necesidad de configurar un “Gobierno de progreso” se han encontrado con la respuesta de quienes censuran el acuerdo alcanzado con Esquerra Republicana de Catalunya y alertan de una presunta ruptura de la unidad nacional.

Los ecos del hiperbólico debate que sacuden las paredes de la Cámara Baja resuenan también en Ceuta. Quienes más exaltados se muestran, con permiso del PP, ante la perspectiva de un Gobierno PSOE-Unidas Podemos son los dirigentes de Vox. La diputada al Congreso por Ceuta, Teresa López, retuiteaba en la víspera de Reyes un inquietante mensaje difundido por su partido: “Levantamiento popular contra el Gobierno traidor, ilegítimo y enemigo de la soberanía nacional”. Ya de cosecha propia, López acusaba al PSOE de “entregar España al comunismo, a los filoetarras y a los golpistas” y llegaba a sentenciar que existen diputados “ilegítimos” entre los que apoyan la investidura de Sánchez.

Los populares, por boca de su presidente local, Juan Vivas, también hablaba ayer mismo de un Gobierno dependiente del “separatismo golpista catalán y de los herederos de ETA”.

El ambiente generado en torno a la investidura de Sánchez viene pintiparado para alimentar la deriva que, desde la ruptura de los acuerdos entre socialistas y populares para el sostenimiento del Gobierno local, ha venido imprimiendo un nuevo rumbo a la política ceutí.

Los llamamientos de Vivas a los ceutíes para adoptar “una posición absolutamente firme, contundente y democrática en beneficio de la defensa de nuestra Constitución” cuadran con la ofensiva que los populares ceutíes emprendieron a comienzos de diciembre contra el Gobierno en funciones de Sánchez. Entonces, el presidente del PP ceutí hizo “casus belli” de la decisión de la Administración Central de no prorrogar los convenios que por valor de 7,2 millones de euros financiaban la producción de agua y los servicios que la Ciudad presta en el entorno fronterizo.

Así, los acuerdos suscritos con el PSOE a comienzos de la legislatura han quedado atrás para dejar paso, en apenas seis meses, a una nueva época de entendimiento entre el PP y Vox, que quedará oficialmente inaugurada con el apoyo de los de Redondo a los Presupuestos Municipales de la Ciudad en la sesión de la Asamblea que se celebrará a finales de mes.

Comentarios