Política

El decreto de disolución de las Cortes y convocatoria de elecciones para el 10 de noviembre no entra en vigor hasta el día 24

Felipe VI constata que no existe candidato con apoyos necesarios y España pone rumbo al 10N

Tras finalizar la segunda ronda de consultas con los representantes designados por los grupos políticos con representación parlamentaria, Su Majestad el Rey, en cumplimiento con el artículo 99 de la Constitución, constató que no existe un candidato que cuente con los apoyos necesarios para que el Congreso de los Diputados le otorgue su confianza.

En un comunicado emitido por la Casa Real, se explica que a​l terminar la segunda ronda de consultas con los representantes de los grupos políticos con representación parlamentaria desarrollado entre los días 16 y 17 del presente mes de septiembre, Su Majestad el Rey convocó a la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet Lamaña, para comunicarle que no existe un candidato que cuente con los apoyos necesarios para que el Congreso de los Diputados, en su caso, le otorgue su confianza.

En este sentido y de acuerdo con lo expuesto el pasado 12 de septiembre en la convocatoria de estas consultas, Su Majestad el Rey ha comunicado a la presidenta del Congreso, que no formula una propuesta de candidato a la Presidencia del Gobierno. Todo ello a los efectos de lo previsto en el artículo 99 de la Constitución.

El artículo 99.5 de la Constitución establece que «si transcurrido el plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato hubiere obtenido la confianza del Congreso, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones con el refrendo del presidente del Congreso».

Hasta ahora, en los 42 años de democracia, solo se había producido una legislatura fallida en España. Fue la que tuvo lugar entre diciembre de 2015 y junio de 2016, después de que Mariano Rajoy renunciara a someterse al debate de investidura y Pedro Sánchez lo intentara el 2 y el 4 de marzo de 2016 pero no lograra los apoyos necesarios para ser investido. Fue entonces cuando se convocaron las elecciones del 26 de junio, en las que Mariano Rajoy fue el líder más votado.

No obstante, ese mandato se vio abruptamente terminado dos años después, cuando prosperó la moción de censura que Sánchez presentó contra Rajoy. Tras casi un año de gobierno, Sánchez convocó elecciones, que se celebraron el pasado 28 de abril, sin que ninguno de los partidos lograra reunir suficientes apoyos para gobernar. Cinco meses después, el Rey volverá a disolver las Cortes y a convocar elecciones.

Pese a ello, el decreto de disolución de las Cortes y convocatoria de nuevas elecciones para el 10 de noviembre no entrará en vigor hasta el día 24, de modo que hasta este viernes hay tiempo material para convocar un pleno de investidura de urgencia con primera votación el sábado y segunda y definitiva el lunes.

Comentarios