Política

Gutiérrez continúa con la mano tendida al localismo para que “el PSOE gobierne en 2023”

La diputada del MDyC ha manifestado la imposibilidad de concurrir a las urnas en coalición, señalando a los socialistas y sus estatutos como el problema. Sin embargo, el líder del PSOE ha recordado que la oferta se basa en una unión de la izquierda bajo las siglas de su partido.

El culebrón de la izquierda, sus pretensiones de uniones, desuniones, enfrentamiento, enredamientos y rifirrafes, ya pueden de bien superar cualquier telenovela venezolana. Si el final con este nuevo capítulo desembocará con el mismo dramatismo está por ver. Lo que sí es palpable, es que el final todavía no está escrito. Y el PSOE, tal y como ha señalado este jueves su secretario general, “continúa con la mano tendida” para concurrir a las urnas en unidad, eso sí, bajo las siglas de su partido.

El propio Gutiérrez daba el paso, que era un secreto a voces, hace tan solo unas semanas para dejar la pelota- que continúa en el mismo lugar según el socialista-, en el tejado de las fuerzas progresistas. Sin embargo, la respuesta no fue la esperada, con salidas al rechazo e, incluso al ataque, como ha recordado el líder de los socialistas. Pero en este tablero, en el que la estrategia todavía no está muy clara, la que ha movido ficha recientemente ha sido la portavoz y diputada del MDyC, Fatima Hamed, en una entrevista concedida a Ceuta TV, Ceuta Actualidad y Ceutaldia, donde se desmarcaba de su postura inicial.

Hamed ahora no encuentra objeciones al diálogo y a consensuar una postura, aunque sí lanzaba un dardo al PSOE a quien señalaba como el problema para confluir en coalición. Un proyecto electoral que diverge del planteado por los socialistas. “Nosotros en ningún momento hemos hablado de una coalición, sino que se unan a nuestras filas y armar una candidatura de izquierdas bajo las siglas del PSOE”, ha recordado Gutiérrez.

“La mano tendida está. La tendí hace dos o tres meses. En el PSOE siempre hemos querido unir a las fuerzas de izquierdas, las progresistas, para que se acabe la división del voto. Otra cosa es que ellos quieran o no. El paso lo hemos dado, porque creo que era importante hacerlo por nuestra ciudad”, ha remarcado el socialista, quien ve en esa unión “una oportunidad de oro” para que alzarse victorioso en las urnas. “Es la ocasión para que el partido socialista gobierne en el 2023 después de veintidós años con un gobierno caduco, gobernado por la inoperancia y la inacción.

Gutiérrez aspira a hacerse con la batuta del Ejecutivo con el respaldo y la fuerza del localismo. Hamed no rechaza el diálogo, aunque tampoco ha dado pistas sobre sus peticiones. Tampoco se han mostrado demasiado favorables desde Ceuta Ya!, que hace tan solo unos días se reivindicaba como la “alternativa” y reclamaba para sí ese papel, señalando la diferencia entre "alternativa" (con ellos) y "alternancia" sin ellos, aunque tras una agria polémica a cuento de estos movimientos hace menos de dos semanas, después dieron carpetazo para volver ahora a la posición de estar abiertos a dialogar y buscar fórmulas que puedan alumbrar una hipotética candidatura de unidad en la izquierda.

Comentarios