Política

El próximo secretario general del PSOE afirma que su grupo nunca dará cabida a los radicales de la extrema derecha

Juan Gutiérrez: “No hay división, el PSOE es la única alternativa real para gobernar Ceuta"

Juan Gutiérrez, secretario general electo del PSOE de Ceuta (C.A.)
photo_camera Juan Gutiérrez, secretario general electo del PSOE de Ceuta (C.A.)

Lo primero que hará cuando llegue al puesto es “coger a los críticos y sentarlos, tenderles mi mano para que se incorporen a trabajar”. El PSOE de Ceuta “no está dividido” como algunos dicen.

Juan Gutiérrez acabó dando el paso para convertirse en un par de meses en el secretario general del PSOE de Ceuta y relevar a Manuel Hernández. El partido “me pidió que presentara la candidatura y estoy a disposición de él”

El también diputado en la Asamblea valora de un socialista “el trabajo, la colaboración en todo lo que se haga, que haga mucha pedagogía con los ciudadanos”. Añade que “ser militante del PSOE no significa solamente pagar una cuota sindical, significa visitar a los compañeros, dar ideas, presentar a los diputados propuestas y proyectos para la ciudad que sean beneficiosos para Ceuta”.

Gutiérrez desde pequeño ha vivido el socialismo desde niño en su casa: “Mi padre era socialista aunque hasta hace unos años no he tenido tiempo de poder ser militante, pero siempre me ha gustado la política desde la izquierda”. Afirma que no le gustan “las políticas de la derecha y menos de la extrema derecha”. Sus ideales pasan todos  por la izquierda.

El difícil momento por el que pasa Ceuta le ha motivado a presentarse: “Porque es una situación muy complicada no solo aquí sino para toda España y para el mundo entero”. A Gutiérrez le gustan los retos y se compromete a “trabajar mucho para hacerle ver a los ceutíes que el PSOE es la única alternativa real para gobernar la ciudad y darle solución a los graves problemas”.

De la unidad del partido en Ceuta dice que “hay personas que utilizan la palabra división cuando el partido no está dividido. Pasa como en la mayoría de las formaciones que siempre hay personas que piensan distinto al grupo que lidera en un momento la organización”. También asegura que esas personas que piensan diferente es bueno tenerlas al lado porque la crítica constructiva es buena.

Lo primero que hará cuando llegue al puesto es “coger a los críticos y sentarlos, tenderles mi mano para que se incorporen a trabajar”.

Sobre el nuevo equipo que le acompañará, su idea es no formar un equipo muy grande, pero si fuerte, unido, cohesionado, de gente que tenga muchas ganas de trabajar para hacer frente a las secretarias que se les van a asignar.

Gutiérrez quiere dejar claro que “seguirá en la calle y va a aumentar su presencia en la calle, va a salir semanalmente y no cada diez días como hasta ahora”. Agrega que “lo mío es la calle que es donde se ganan las elecciones, no en los despachos”.

No dejará la presidencia del comité de empresa de Trace y continuará interviniendo con la misma intensidad en la Asamblea porque “con ganas, con ilusión, con esfuerzo, todo se lleva”. “Estoy más ilusionado que nunca, tengo más ganas que nunca y voy a seguir trabajando más de las horas que tiene el día”.

Sobre la Ceuta actual “no le gustan las políticas que se llevan actualmente, pero tenemos que llegar a 2023 donde está la oportunidad de oro que tiene la izquierda para poder gobernar después de lo que serán 22 años de gobierno de la derecha”.

“Me gustaría una Ceuta con menos parados, con una educación más fuerte, una Ceuta más limpia con un nuevo pliego, una ciudad donde no se hablara tanto de religión y como la que queremos hacer el PSOE, una Ceuta unida donde brille la convivencia como siempre brilló hasta que entró el grupo Vox a la Asamblea. Parece que han llegado para reventarla. Estoy seguro que si en 2023 hay cambio de Gobierno, cambiará Ceuta.

Sobre si será el cabeza de lista para las elecciones autonómicas señala que “estamos muy lejos de la fecha y requiere un proceso democrático donde la militancia es la que decide. Depende de unas primarias”.

Confirma que hoy por hoy tiene pensamiento de presentarse, “dentro de año y medio no lo sé”.

Si el PSOE llegara alguna vez al Gobierno de Ceuta “el radicalismo y la extrema derecha se irían al gallinero”. “En el tiempo que llevo en política, jamás me he sentado a hablar nada con ellos. Me cruzo, saludo, pero la extrema derecha y el radicalismo no van con nosotros. El grupo socialista nunca le va a dar cabida a estas personas, menos con el discurso actual que tienen en nuestra ciudad”.

Para Manuel Hernández solo tiene palabras de agradecimiento: “Ha hecho un trabajo brillante durante estos seis años, triplicándose el número de afiliados, aumentando los diputados de cuatro a siete en la Asamblea y con una victoria en una elecciones generales. Todo lo que tengo que decir de mi compañero es bueno”.

Comentarios