Política

Archivada la denuncia por prevaricación interpuesta por UGT contra Vivas

Vivas, en una sesión plenaria de la Asamblea (C.A./ARCHIVO)
photo_camera Vivas, en una sesión plenaria de la Asamblea (C.A./ARCHIVO)

El sindicato sostenía que Vivas había vulnerado la ley al incumplir diversas sentencias judiciales que declaraban  la nulidad de nombramientos políticos en la Ciudad promovidos desde hace nueve años.

El Juzgado de Instrucción número 2 ha declarado el sobreseimiento libre y el archivo de la causa abierta por la denuncia que UGT interpuso en mayo contra el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, por la presunta comisión de los delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos y estafa procesal. El sindicato consideraba que Vivas había vulnerado la ley al incumplir diversas sentencias judiciales que han venido declarando la nulidad de nombramientos políticos en la Ciudad promovidos por el presidente desde hace nueve años. El sindicato ha presentado recurso de reposición contra la resolución, dictada el pasado 9 de septiembre.

En la denuncia, UGT se remontaba a 2011, año en el que se aprueban los primeros de los nombramientos de subdirectores generales de la Ciudad, designaciones que fueron impugnadas por el sindicato ante los juzgados. Tras varias sentencias favorables a los argumentos de la organización sindical, el presidente de la Ciudad decidió en 2013 destituir a los subdirectores generales para, inmediatamente, promocionarlos a la condición de viceconsejeros en las mimas áreas de gestión a las que habían estado adscritos.

El sindicato ha denunciado desde hace años sucesivos nombramientos irregulares en la Administración Local, impugnaciones que aun cuando obtenían el respaldo de una sentencia judicial quedaban en papel mojado ante la respuesta del Gobierno local: muchas de las personas que ocupaban estos cargos por nombramientos que después fueron declarados nulos fueron promocionados de nuevo a otros puestos de similares características pero distinta denominación.

“La pirueta de cambiar las denominaciones de todos estos puestos de confianza para prolongar en el tiempo el incumplimiento de sentencias firmes nos ratifican en la idea de que el desapego a la ley de este Ejecutivo es patente”, acusaba UGT en mayo.

No hubo arbitrariedad

La juez no advierte arbitrariedad en la decisión por la cual Vivas resolvió convertir a los subdirectores generales que ya no podían serlo en viceconsejeros. "En nuestro caso adelanto ya que considero que el elemento objetivo de la arbitrariedad no concurre en la conducta del denunciado al efectuar el nombramiento de Viceconsejeros mediante los controvertidos Decretos, ya que la infracción en que incurre no trasciende del ámbito contencioso administrativo, teniendo en cuenta el carácter fragmentario y de ultima ratio del derecho penal según la doctrina jurisprudencial que se viene exponiendo", sostiene la juez.

Además, el auto apela a la condición de Ceuta como Ciudad Autónoma para sostener que no puede concluirse que el nombramiento de estos cargos se sitúe fuera de la ley y argumenta a existencia de un pronunciamiento del Consejo de Estado que avala la capacidad de Ceuta y Melilla para designar miembros del Gobierno que no hayan sido elegidos en las urnas. "La peculiar caracterización de Ceuta como Ciudad Autónoma y de su régimen jurídico determina que no se pueda hablar en el caso de los Decretos de nombramiento de Viceconsejeros de una decisión esperpéntica o disparatada que, de forma patente y clamorosa, desborde la legalidad por su patente y abierta contradicción con el ordenamiento, que es lo que caracteriza una resolución prevaricadora", se arguye en la resolución.