Política

Entrevista a Mohamed Mustafa, candidato a liderar la nueva formación política Ceuta Ya

Mustafa: “Los ceutíes somos un cuerpo social único: lo que tenemos en común es esta tierra"

Mohamed Mustafa, un veterano dirigente de Caballas, es, a día de hoy, el único candidato a liderar Ceuta Ya, la nueva formación política nacida de la refundación de la coalición creada por la unión de UDCE y PSPC.

Caballas mudará de piel el próximo día 15. Ese día se ha convocado la asamblea abierta que habrá de elegir al nuevo líder de Ceuta Ya, la formación que sucederá a la que durante años ha sido dirigida por Juan Luis Aróstegui y Mohamed Alí. Los promotores de este proceso hablan de la refundación de la coalición a partir de la creación de un nuevo espacio político abierto a no afiliados, movimientos sociales, asociaciones y todo tipo de entidades ciudadanas.

Hasta este domingo, el único candidato a encabezar la nueva formación es Mohamed Mustafa, un politólogo que justifica la necesidad de un nuevo movimiento social y político que se oponga a la reacción encarnada por la extrema derecha.

 

La caída del localismo

La decadencia de Caballas se manifestó en los pésimos resultados electorales cosechados por la formación en las últimas municipales. La coalición perdió tres de sus cuatro diputados en la Asamblea. Pero para Mustafa, existe, además, otra fecha de referencia: la de la gran manifestación que el 28 de febrero del año pasado lanzó a las calles de la ciudad a 6.000 personas contra el racismo y la intolerancia.  “En el transcurso de este tiempo que hemos tardado en activar la refundación, ha habido un movimiento civil formidable que ha emergido como la reacción a los desafíos que propone la extrema derecha, una extrema derecha que se ha instalado en las instituciones, que llegó a estar casi un año gobernando con el PP. La extrema derecha ha amplificado su discurso utilizando las instituciones, insultando gravemente a los ceutíes, a las señas identitarias de la ciudad. Y eso posibilitó una de las manifestaciones más numerosas de la historia de Ceuta. Entonces, entendimos que era el momento del protagonismo popular. Ceuta Ya nace para canalizar ese descontento, ese protagonismo, superando el espacio que ocupaba Caballas, ensanchándolo”.

La creación de ese nuevo espacio de participación que aspira a representar Ceuta Ya será el resultado de un proceso en el que, sin embargo, solo han tenido protagonismo los dirigentes de Caballas: el anuncio de la puesta en marcha del proceso corrió a cargo del coordinador de la coalición, Mohamed Alí, la presentación ante la prensa fue conducida por cuatro dirigentes de Caballas y el único candidato registrado hasta la fecha es Mohamed Mustafa, un veterano de la formación. “Es el proceso de refundación de Caballas, por lo que es pertinente que sea Caballas la que lidere el proceso –explica Mustafa- Pero también hay un trabajo detrás. El 15 de octubre se podrá visualizar que hay una renovación y un ensanchamiento del proyecto de Caballas. Se trata de una renovación en cuanto al compromiso con Ceuta, de recobrar la imagen de Ceuta que hemos tenido en estos últimos años y que ha desaparecido porque algunos agentes políticos de la ciudad se han empeñado en desmontarla. Es el ruido, el enfrentamiento, la polarización que ha dibujado una ciudad rota, divida”.

 

Paz social desafiada

Una de las intenciones de los promotores del proceso de creación del nuevo partido es que el futuro líder de Ceuta Ya reemplace en el pleno municipal a Mohamed Alí, quien ya ha anunciado que tras la celebración de la asamblea renunciará a su escaño y a todos sus cargos institucionales en la coalición. “Lo prioritario es trabajar en lo básico: reconstruir el espacio es más importante que ocupar el escaño. Aunque entiendo que los compañeros deseen que quien salga elegido para liderar este nuevo espacio sea, a su vez, el portavoz en la Asamblea para evitar bicefalias y tener un canal potente para trasladar las demandas de los ciudadanos”, argumenta el candidato.

Mustafa no oculta su preocupación por las amenazas que a día de hoy se ciernen sobre la estabilidad social en Ceuta. “¿La paz social está siendo desafiada? Evidentemente sí”, sostiene. El candidato alerta de que la fractura en el seno de la sociedad ceutí es la consecuencia de “otro tipo de violencia, de menor intensidad” que puede rastrearse en las redes sociales.  Y alerta de las visiones “esencialistas”. “Dibujan al musulmán ceutí español reducido a la parcela de su confesión religiosa, haciendo olvidar, de este modo, su condición de ciudadano, de profesional, de alumno, de familiar… Ese esencialismo es letal para la convivencia de Ceuta. Los ceutíes somos un cuerpo social único, compartamos confesión o no, porque lo que tenemos en común es esta tierra, la tierra que hemos de defender entre todos. Un proyecto basado solo en las señas identitarias de una parte de la población, además de fallido, es un proyecto muy nocivo para Ceuta”.

 

Unidad popular

Con todo, Mustafa subraya que los problemas que acosan a Ceuta no son nuevos ni se han planteado con la irrupción de partidos de tradición ultraconservadora. “Los problemas de Ceuta no surgen con la llegada de la extrema derecha, sino que se han venido repitiendo y ampliando a lo largo de los últimos 20 años. Empezamos a superar esa barrera del 40% de la población viviendo por debajo de los umbrales de la pobreza. El fracaso escolar es en Ceuta un problema endémico que afecta de forma desigual a la sociedad civil. Hay problemas estructurales de carácter social y económico que atender antes de hablar de elementos políticos”.

El candidato se confiesa partidario de la forja de una línea de entendimiento entre partidos para impulsar otro modo de hacer política, aunque considera que la ambición de una Ceuta mejor debe ir más allá.  “Ha de haber acuerdos para mejorar Ceuta. Se han de producir antes o después porque los ciudadanos lo están pidiendo. Nosotros tratamos de impulsarlos como Caballas en 2015 y en 2018 y yo lo he intentado y lo seguiré intentando. Pero hay que lograr la unidad por encima de las siglas porque cuando hablo de unidad hablo de unidad popular. Hay que escapar del hooliganismo político de las siglas y empezar a proponer cosas”, advierte.

Comentarios