Política

interpelación de ciudadanos

¿Qué está ocurriendo con los vehículos abandonados?

Imagen del depósito de vehículos de Benzú (C.A.)
photo_camera Imagen del depósito de vehículos de Benzú (C.A.)

Este pregunta la llevará al próximo pleno de control de la acción de Gobierno Ciudadanos, que se ha mostrado preocupado por la situación de los últimos meses. 

Ciudadanos acudirá al pleno de control de la acción de Gobierno del mes de junio con la intención de conocer qué razones da el Gobierno de la Ciudad para explicar el elevado número de vehículos abandonados, deteriorados o desguazados que hay en la vía pública y las medidas que se van a tomar al respecto. 

Según la formación naranja, el pasado 14 de junio, 32 vehículos fueron incendiados intencionadamente en una zona cercana a un vial que conduce a la ITV. Eran vehículos a todas luces abandonados y en su mayoría despiezados, amontonados en los que realmente era un vertedero sin ninguna autorización, conocido y denunciado por los vecinos de la zona.

Dos días después, otro fuego también provocado, supuso la quema de cuatro vehículos más, todos en condiciones parecidas y en una zona próxima.

El puerto, y últimamente el propio aparcamiento junto a la Estación Marítima, son zonas de alta concentración de vehículos abandonados. La acumulación de coches con trazas de abandono hace que quienes llevan a cabo robos y actos vandálicos no distingan entre estos y los vehículos estacionados por sus propietarios al tomar un ferry. Veintisiete coches han sido objeto de destrozos en esta zona en las últimas semanas.

Ciudadanos añade que "no es infrecuente ver en las calles del centro o de la periferia, vehículos con apariencia de abandono que, en muchos casos, terminan sufriendo un progresivo deterioro y desguace. Vehículos cuyo origen se desconoce, que sirven de escondite o refugio y a los que, en ocasiones, con una u otra intención, alguien acaba prendiendo fuego". 

Tal y como ha podido conocer Ciudadanos, se emite una media anual de mil órdenes de retirada de vehículos de la calle: casi cinco mil órdenes entre 2013 y 2017. No todas se ejecutaron porque, cumplido el plazo y desconociéndose la razón, los coches no se localizaron en el lugar indicado.

"Son unas cifras muy elevadas. Estos vehículos no siguen el tratamiento exigido para este tipo de residuos, dañan la imagen de la ciudad, suponen –conforme se incrementa su deterioro- un peligro para vecinos y viandantes y finalmente hay que añadir el riesgo de incendio que suponen. ¿Qué está ocurriendo en nuestra ciudad?". 

Comentarios