Política

La formación de extrema derecha cree que incluir fiestas musulmanas es un "atentado contra la identidad de Ceuta"

Vox cultiva el bulo de que el Fin del Ramadán sustituye a la Navidad para anunciar que impugnará el calendario laboral

REDONDO VERDEJO Los diputados de Vox Carlos Verdejo (izquierda) y Juan Sergio Redondo (C.A.)
photo_camera Los diputados de Vox Carlos Verdejo (izquierda) y Juan Sergio Redondo (C.A./ARCHIVO)

“Incluir las festividades del Fin del Ramadán y del Sacrificio es un verdadero atentado contra la identidad, la cultura y las tradiciones históricas de Ceuta”, sostiene el presidente de Vox, Juan Sergio Redondo.

Vox ha anunciado que impugnará ante los tribunales el calendario laboral para 2022. En un comunicado, la formación de extrema derecha asegura que el PP ha impuesto como día no laborable el Fin de Ramadán “suprimiendo el correspondiente al día de Navidad”. En realidad, el Gobierno ha utilizado, como ya se ha hecho en anteriores ocasiones, las fiestas que caen en domingo para dar cabida a otras festividades locales en el calendario. Navidad caerá el próximo año en domingo.

El pleno de la Asamblea confirmará el próximo jueves la declaración del Fin de Ramadán y San Antonio como las dos fiestas locales que completarán el calendario del año próximo que el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, dio a conocer la pasada semana.

El partido de ultraderecha no oculta su obstinado rechazo a que el calendario incluya alguna de las fiestas que celebran los españoles musulmanes. Este año el calendario recogerá como fechas no laborables el Fin del Ramadán y la Pascua del Sacrificio. “Incluir las festividades del Fin del Ramadán y del Sacrificio es un verdadero atentado contra la identidad, la cultura y las tradiciones históricas de Ceuta”, sostiene el presidente de Vox, Juan Sergio Redondo, en la nota difundida por su partido.

Vox reitera su tesis de que la inclusión de estas dos fiestas forma parte de un presunto proceso de “marroquinización” de la ciudad impulsado por el Gobierno municipal.

La decisión del presidente Juan Vivas, amparada en un informe de la Secretaría General de la Ciudad, de asumir la confección del grueso del calendario laboral es calificada por el partido de ultraderecha de “verdadera canallada” que ha servido para “cercenar el legítimo derecho de los grupos parlamentarios a defender su propuesta íntegra y alternativa de calendario laboral”.

Redondo asegura que su grupo no tomará parte en ningún acto parlamentario que no pase por la votación íntegra del calendario laboral. Los diputados están llamados este jueves a una sesión plenaria de la Asamblea para decidir qué dos fiestas locales completarán el calendario ya elaborado por el presidente Vivas. Las dos únicas propuestas que se elevarán al pleno son las de San Antonio y el Fin del Ramadán. Vox insiste en que quiere excluir de la lista de festivos la Pascua del Sacrificio para sustituirlo por el día de San Daniel. El procedimiento que se sigue para aprobar el calendario laboral es, a juicio de la formación de extrema derecha, “fraudulento”.

Comentarios