Política

Esta semana se abre al consenso el documento del Gobierno

Las 140 medidas, la honestidad y la última etapa política de Vivas

recor
photo_camera Juan Vivas, presidente de la Ciudad (C.A.)
Juan Vivas debe reflexionar sobre su sociedad política con Vox, partido con quien nadie quiere consensuar

El presidente de la Ciudad quiere definir una metodología de trabajo esta semana, que al parecer ya tiene pensada, para la puesta en práctica de las medidas plasmadas en el documento elaborado por la estabilidad y el futuro de Ceuta. Las más que explicadas 140 medidas.

Que los métodos de Juan Vivas sean o no compartidos por todos ya es otra cuestión. Ya veremos qué opinan el resto de formaciones políticas. Ya veremos en qué termina el consenso.

El documento final puede que no alcance el acuerdo deseado por el Gobierno popular. Agentes económicos y sociales e incluso partidos políticos ya han manifestado su negativa a la aplicación de algunos puntos que recoge el documento. Es el caso de tirar de mano de obra transfronteriza o la obligación de visado para el ciudadano de la provincia de Tetuán.

Habrá debate y duro, pues, respecto a la eliminación de la excepcionalidad del Acuerdo Schengen para los territorios de Ceuta y Melilla. Quizá una reforma, más o menos profunda, esté más al alcance de la mano para intentar aunar voluntades, pero el tema genera dudas incluso de índole legal que superan a Ceuta y quizá al Gobierno español.

No le darán la razón a Vivas, pero el presidente va a seguir defendiendo la medida y curiosamente lo justifica diciendo: “porque en esta etapa de mi vida política, con la edad que tengo y la función que estoy cumpliendo, y sabiendo que es mi última etapa, ahora con más motivo tengo que ser honesto conmigo mismo y decir lo que pienso”.

Vivas quiere ser más honesto que nunca al final de su vida política, pero para construir mayorías no puede valer todo. Debería pensar que ese consenso no va a llegar mientras que el PP se apoye en Vox. El partido de Abascal podría terminar por deteriorar la imagen del presidente hasta extremos insospechados. Si habla de honestidad, Juan Vivas está obligado a reflexionar.  

 

Comentarios