Política

El Gobierno local aprobará pasado mañana un documento presupuestario cuyos ingresos, a día de hoy, siguen mermados en 7,2 millones de euros

Los Presupuestos 2020, sin cuadrar a la espera del aval comprometido por la Delegación del Gobierno

Salvadora Mateos y Juan Vivas, en un acto público (C.A./ARCHIVO)
photo_camera Salvadora Mateos y Juan Vivas, en un acto público (C.A./ARCHIVO)

El Gobierno municipal, que aprobará este viernes el proyecto de Presupuestos Municipales para 2020, todavía no sabe cuándo la Delegación facilitará el aval que permitirá cubrir los 7,2 millones que la Ciudad ha dejado de ingresar por transferencias del Estado. 

A poco menos de 48 horas de que el Consejo de Gobierno de la Ciudad apruebe el documento de Presupuestos para 2020 que elevará posteriormente al pleno de la Asamblea, las cuentas siguen sin cuadrar. La Delegación del Gobierno continúa sin hacer entrega al Ayuntamiento del aval de 7,2 millones de euros que se comprometió a gestionar ante el Ministerio de Hacienda para garantizar los ingresos correspondientes a dos convenios que la Administración central decidió no renovar con la Ciudad.

En el origen de este embrollo se encuentra la decisión del Gobierno central de renunciar a la prórroga de los convenios que financiaban el funcionamiento de la planta desalinizadora y la prestación de servicios municipales en el entorno fronterizo. Los 7,2 millones con los que estaban dotados estos convenios han desaparecido así de la previsión de ingresos de la Ciudad, una circunstancia que, ante las quejas del Gobierno local, llevaron a la Delegación a anunciar que esa merma sería compensada con un aval de Hacienda.

La Ciudad, que ha reiterado su confianza en la palabra dada por la delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, aguarda a disponer del aval para cuadrar sus cuentas del próximo año. De no llegar a tiempo, el Consejo de Gobierno habrá de aprobar este viernes un proyecto de Presupuestos para 2020 reajustado a una previsión de ingresos mermada en 7,2 millones.

 

Presupuesto reajustado

El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, anunció el pasado día 3 que, en previsión de que esos 7,2 millones no llegaran a las arcas municipales, su Gobierno impondría un “recorte drástico” en un reajuste presupuestario. Esta adecuación del presupuesto afectaría al gasto que financia los puestos de directores generales y personal eventual de la Ciudad. Además, Vivas avanzó que se suspenderían las actividades y programas para la prestación de servicios que no sean de competencia municipal, siempre y cuando no exista un convenio con la Administración General del Estado que la avale. Finalmente, se plantearían recortes en distintas partidas, que el presidente no llegó a identificar.

El Gobierno municipal adelantó que esta mengua de la financiación redundaría en las aportaciones que la Ciudad hace actualmente al sostenimiento del área de embolsamiento de vehículos de Loma Colmenar. Vivas aseguró que la Ciudad ya había alertado a la Delegación del Gobierno para que tomase medidas en el caso de que el estacionamiento no pudiera seguir siendo mantenido económicamente con fondos municipales.

Comentarios