Política

PP y PSOE prescinden de Conejo y Lladó en el consejo de administración de la sociedad

¿Por qué tanto interés en entregar todo el poder a un director técnico en Acemsa?

Cristina Pérez (PSOE), a la izquierda, junto al presidente Vivas (PP) en una sesión plenaria (C.A.)
photo_cameraCristina Pérez (PSOE), a la izquierda, junto al presidente Vivas (PP) en una sesión plenaria (C.A.)

Es la pregunta que todo el mundo se hace en estos momentos después de conocerse la noticia, adelantada por Ceuta Actualidad, de los cambios de representantes de PP y PSOE, Alfonso Conejo y Ramón Lladó, en el consejo de administración de Acemsa.

Lo importante de este caso es conocer que está pasando y cuáles son los motivos y las razones, a buen seguro muy importantes, por los que tanto el Partido Popular como el PSOE siguen en su intención de cesar al actual gerente de la empresa municipal Aguas de Ceuta, Juan Martín Portes, y crear la figura de director general técnico que contaría con todo el poder en la sociedad, puesto para el que está propuesto Juan Manuel Sánchez Valderrama.

La historia se remonta al pasado día 2, cuando los representantes de PSOE, MDyC y Caballas en el consejo frustraron con sus votos el proceso de sustitución de Juan Martín. La representación del Partido Popular había propuesto su destitución y el nombramiento de Juan Manuel Sánchez Valderrama como director general técnico de la empresa. El propósito de los populares era el de dejar vacante el puesto de gerente al tiempo que se ampliaban las competencias del director general. La votación se saldó con los únicos votos favorables del PP y la abstención de Vox. Pero la incógnita que nunca se despejó fue la relativa a conocer si populares y socialistas estaban de acuerdo con la propuesta realizada por los primero. El posicionamiento del representante del PSOE, Ramón Lladó, fue toda una sorpresa, ya que rompió con la postura que venían manteniendo los socialistas en todos los consejos de administración convocados, que era la de abstenerse a la hora de elegir los gerentes. Este hecho había permitido que los populares, hasta ese momento, hubiesen sacado adelante sus propuestas

Fue en ese momento cuando comenzó todo. Posteriormente, la consejera de Fomento, Kissy Chandiramani, aseguraba a Ceuta Actualidad que el Gobierno aguardaría a septiembre para buscar los apoyos que le permitiesen implantar en la sociedad municipal el modelo de gestión que la oposición rechazó a principios de mes. Chandiramani insistió en que la idea de dejar vacante el puesto de gerente y reforzar la figura y competencias del director general seguía siendo “la mejor fórmula para gestionar la sociedad”.

Las declaraciones se producían a la vez que los populares convocaban de urgencia una reunión del consejo de administración de la sociedad para desbloquear la situación y hacer viable la destitución del actual gerente, Juan Martín. Lo curioso es que los del PP habían aprovechado el momento en el que el representante en el consejo del PSOE, Ramón Lladó, estaba fuera de la ciudad. Aquí llega la primera de las incógnitas ¿Tenía algún miembro del PSOE conocimiento de la maniobra de los populares?

 

El PSOE no sabía nada

Todo apunta, por el contenido del comunicado emitido en ese momento, que los socialistas no sabían nada. El PSOE se sumó en ese momento a las voces críticas que censuraban la actuación del PP en el proceso iniciado para relevar al actual gerente de Acemsa. En un comunicado, los socialistas acusaron al Gobierno local de obviar la ley con la convocatoria de un consejo de administración de la sociedad municipal fuera del plazo mínimo plazo para hacerlo, fijado en tres días.

A juicio de los socialistas, la urgencia en la convocatoria de la reunión se explicaba en la intención de aprovechar la ausencia obligada del representante del PSOE en el consejo. “El Gobierno decidió marcar una urgencia disfrazada por su conocimiento de que al representante socialista le iba a ser imposible asistir y, así, contar con mayoría para hacer nuevamente uso del ‘dedazo’”. La reunión finalmente no se celebró por la ausencia premeditada de los grupos de la oposición, lo que obligó a la suspensión por falta de quorum.

Posteriormente y la sesión plenaria ordinaria de agosto, MDyC y PSOE escenificaron la beligerancia que se ha instalado en las relaciones entre ambas formaciones desde el inicio de la legislatura. La diputada de la formación localista, Fátima Hamed, ha acusado al representante de los socialistas en Aguas de Ceuta (Acemsa), Ramón Lladó, de instigar a MDyC a que no compareciera a la reunión del consejo de administración de la sociedad municipal en la debía formalizarse la destitución del actual gerente, Juan Martín.

Hasta ese momento, como se puede comprobar, tanto el PSOE como el PP defendían el trabajo que venían desarrollando en el consejo de administración por sus representantes, Alfonso Conejo y Ramón Lladó.

Tras la última reunión del consejo de administración, celebrada el 6 de septiembre, el presidente de la sociedad, Alfonso Conejo, se limitó a leer un informe sobre la situación de la empresa, aunque MDyC presentó una propuesta, vía asuntos de urgencia, en la que pidió el cese del presidente de la sociedad, Alfonso Conejo, y presentó como candidato a sustituirle a su representante, Álvaro Guzmán. La propuesta fue rechazada.

Pero en esa misma reunión, el representante del PSOE en el consejo, Ramón LLadó, propuso que la elección del gerente de la sociedad se hiciera a través de un concurso. La propuesta no gustó nada en el seno de los socialistas, sobre todo a un diputado del Grupo Socialista en la Asamblea, que nada más terminar la reunión del consejo advirtió a Lladó que se dejase de propuestas y se limitara a las directrices del partido. Otra incógnita ¿Estaba de acuerdo este diputado, con peso en la formación y el resto de dirigentes socialistas, de acuerdo con la propuesta del PP para nombrar a Sánchez Vaderrama como director general técnico? Si fuese así, bueno sería conocer las razones.

Lladó tuvo un rifirrafe dialéctico con el diputado socialista, que le comunicó que sería cesado en el puesto de inmediato. Esto no se produjo, aunque el PSOE ha aprovechado el momento adecuado para quitarse de encima a Ramón Lladó. El momento ha sido este viernes pasado, cuando todos los partidos han presentado sus cambios de representantes que han creído conveniente en las distintas sociedades, ya que era ese día cuando finalizaba el plazo para hacerlo.

A la vez del PSOE, el PP también va a hacer lo propio con el presidente de la sociedad, Alfonso Consejo. El viceconsejero también va a ser cesado en el puesto y sustituido. Ante este panorama hay muchas incógnitas a despejar ¿Han alcanzado algún tipo de acuerdo PP y PSOE para quitarse de en medio a sus representantes y sacar adelante la propuesta para el nombramiento de Sánchez Valderrama? ¿Cuáles son los verdaderos motivos para ello? ¿Quién o quiénes están detrás de todas estas maniobras? ¿Por qué el PSOE cesa a Ramón Llado? ¿Por qué hace lo mismo el PP con Alfonso Conejo? Es evidente que a la vista de todo lo sucedido deben de existir razones muy poderosas de algunos políticos para que todo este lamentable espectáculo esté sucediendo.

Comentarios