Política

el líder del pp aterriza en ceuta por tercera vez en tres años

Las visitas de Casado, con valla fronteriza al fondo

Casado, junto a Yolanda Bel y el exministro Juan Ignacio Zoido durante su última visita a la ciudad (C.A.)
photo_cameraCasado, junto a Yolanda Bel y el exministro Juan Ignacio Zoido durante su última visita a la ciudad (C.A.)

El líder nacional del PP, Pablo Casado, que llega hoy a Ceuta para ratificar la candidatura de Juan Vivas a las próximas municipales, ha convertido la migración en su argumento predilecto siempre que visita la ciudad.

Pablo Casado asistió en marzo de 2016 a la procesión de El Encuentro. Como resulta obvio, el por entonces vicesecretario de Comunicación del PP en la ejecutiva de Mariano Rajoy no se había desplazado a Ceuta con el único propósito de conocer las carreras oficiales de la Semana Santa ceutí. Casado venía a mantener un encuentro con la dirección local del partido, aunque, ya entonces, la cuestión de la migración acabó siendo, como sucedería en sucesivas visitas, el principal argumento de sus declaraciones públicas.

Ya entonces, Casado defendió con entusiasmo la existencia de un “modelo español” en materia de lucha contra el terrorismo e inmigración, sin establecer discriminaciones entre ambos fenómenos.  “Cuando en estos días hablamos de terrorismo, cuando hablamos de inmigración, cuando hablamos de refugiados, España puede decir que hay un modelo que ha funcionado, un modelo de cooperación en origen que garantiza la seguridad en las fronteras y que es un modelo de convivencia”, aseguró entonces el diputado popular.

Meses más tarde, ya en agosto del pasado año, Casado aterrizaba en Ceuta como flamante presidente nacional del PP. El salto de la valla fronteriza protagonizado por 602 migrantes situó a la ciudad en el centro de la lucha de imagen que, con el fenómeno migratorio de fondo, plantearon los dos partidos de la derecha y el Gobierno socialista. En apenas unos días desfilaron por la valla fronteriza el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, el director general de la Guardia Civil, Félix Azón, y el propio Casado.

En un multitudinario acto público organizado en la sede del PP, y tras confesar que el sufrimiento de los migrantes le “desgarraba”, Casado volvió a extenderse en el que parece ser su discurso predilecto cuando desembarca en Ceuta. El popular reclamó al Gobierno del PSOE una política migratoria “sin buenismos” y lamentó, incluso, una agresión a machetazos contra guardias civiles en la frontera que, en realidad, nunca se produjo. El presidente del PP reivindicó la Ley de Seguridad Ciudadana promovida por el Gobierno de Rajoy.

Casado vuelve hoy a Ceuta y retomará su costumbre de visitar el perímetro fronterizo. Pero, además, traerá consigo la bendición de su ejecutiva a la candidatura de Juan Vivas a la Presidencia de la Ciudad.

Comentarios