Política

los populares celebran EL 18º ANIVERSARIO DE su LLEGADA AL PODER

El PP arranca su precampaña con un acto de exaltación a Vivas y con la mirada puesta en su derecha

Vivas, en un momento de su intervención (C.A.)
photo_cameraVivas, en un momento de su intervención (C.A.)

El PP ha celebrado esta tarde un acto organizado a la medida de su candidato a las municipales con motivo de su llegada a la Presidencia de la Ciudad hace 18 años. Las referencias a la amenaza electoral que llega desde la derecha del partido han estado presentes en los discursos. 

El Partido Popular vuelve a encomendarse a Juan Vivas para reeditar un nuevo éxito electoral. Las dudas sobre su continuidad en la actividad pública, cultivadas por el propio Vivas durante meses, se despejaban el pasado enero con la presencia en Ceuta del presidente nacional de los conservadores, Pablo Casado. El líder de los populares anunciaba en el parador La Muralla que, de nuevo, el veterano político ceutí volvería a ser el candidato del partido a la Presidencia de la Ciudad.

Desde entonces, el PP ha iniciado una temprana campaña electoral de la que forma parte el acto celebrado esta tarde en un conocido hotel de la ciudad. El 18º aniversario de su llegada al despacho presidencial del Palacio de la Asamblea, ha servido al partido para organizar un acto de exaltación de la figura de Vivas, enfrentado a la que, sin duda, es la carrera electoral con resultados más inciertos de los últimos tres lustros en Ceuta.

Vivas BelYolanda Bel se dirige a Vivas para abrazarlo tras concluir su intervencion (C.A.)

La celebración del decimoctavo aniversario de Vivas en el poder tenía por maestra de ceremonias a la secretaria general del partido, Yolanda Bel, quien en su discurso ofrecía algunas pistas sobre el estado de ánimo de la organización conservadora ante el reto de las municipales de mayo. Bel comenzó trazando las semejanzas que a su parecer guardan el extinto GIL con los “nuevos partidos”, etiqueta que escondía disimuladas referencias a la ultraderecha de Vox. “El GIL decía a los ceutíes lo que éstos querían oír: hoy no se llaman GIL sino de otra manera, pero no nos van a engañar porque hemos aprendido la lección”, proclamaba Bel ante un auditorio favorable.

 

Una mirada a la derecha

Ante el atril, Vivas mantendría más tarde un discurso orgulloso de su gestión al frente del Ayuntamiento, plagado de referencias patrióticas y receloso de la amenaza electoral que se abre a la derecha del PP. “Nuestros rivales saben que no vamos a permitir que nadie ponga en riesgo nuestra convivencia: que nadie utilice los sentimientos religiosos para enfrentar a los ceutíes”, advertía el presidente del partido y de la Ciudad en una declaración que igual serviría para ensartar un reproche destinado a Vox o a Caballas.

El resto de su intervención fue una relación de los logros que Vivas atribuye a la gestión de 18 años del PP al frente de la Ciudad, aderezada con agradecimientos a los gobiernos de Mariano Rajoy y José María Aznar (con referencia a Perejil incluida) y frases de exaltación a los símbolos nacionales y a la defensa de la unidad de España.

Vivas aprovechó la ocasión para sumarse a la ofensiva de su partido contra el socialista Pedro Sánchez y las negociaciones abiertas por su gobierno con el de la Generalitat de Cataluña. Tras calificar de “pertinente y oportuna” la manifestación convocada en Madrid por los partidos conservadores para censurar la actitud del Gobierno ante el conflicto catalán, el presidente ceutí aseguró que la designación de un “relator” para dar fe de las conversaciones abiertas debe ser rechazada: “Lo que se pretende con este relator debe movilizar nuestras conciencias: esto es lo que ocurre con el relator y con quienes quieren romper España”.

 

Comentarios