Política

“Cuando aportemos al Juzgado la documentación, estoy convencido de que quedará probado que los hechos denunciados son inciertos", sostiene el presidente

Vivas, citado a declarar por la denuncia por prevaricación y malversación instada por el PSOE

El socialista Hernández exhibe el documento de la denuncia el pasado 1 de abril ante el Palacio de Justicia (C.A./ARCHIVO)
photo_camera El socialista Hernández exhibe el documento de la denuncia el pasado 1 de abril ante el Palacio de Justicia (C.A./ARCHIVO)

El juez investiga si se favoreció de manera irregular la promoción profesional en la administración de un empleado municipal. 

El Juzgado de Instrucción número 6 ha citado al presidente de la Ciudad, Juan Vivas, el próximo 17 de septiembre para declarar en calidad de investigado en el procedimiento abierto por una denuncia que el PSOE presentó en abril ante la Fiscalía. Los socialistas atribuyen a Vivas y a sus consejeros Fernando Ramos y Néstor García la presunta comisión de los delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos por la concurrencia de presuntas irregularidades en la promoción laboral de un empleado municipal.

Ha sido el propio Vivas quien ha informado este viernes personalmente de la citación en un encuentro con los periodistas durante el cual ha insistido en que su comparecencia ante el instructor se producirá sin que la Ciudad haya podido aportar la documentación correspondiente en su descargo. “Cuando podamos aportar al Juzgado esta documentación, estoy convencido de que quedará probado que los hechos denunciados son inciertos, que la denuncia es infundada, que no se ha cometido ninguna irregularidad administrativa ni mucho menos un ilícito penal”, ha sostenido el presidente.

Vivas ha celebrado que, por primera vez desde que se le declaró investigado, la Administración local tendrá la oportunidad de hacer llegar al Juzgado los expedientes en los que fundará su defensa. “¿Por qué el Juzgado hace esto? Yo solo puedo presumir, y así lo creo además, que lo hace porque de esta manera la persona investigada esta atribuida de mayores garantías en la defensa de su situación”, ha argumentado el presidente.

 

La denuncia

El 1 de abril, el PSOE presentaba ante la Fiscalía una denuncia en la que acusaba a distintos miembros del Gobierno y a otros cargos políticos y técnicos de facilitar de manera irregular el acceso a puestos de responsabilidad en la administración local al trabajador de Acemsa, Pedro Sierra. Además de afectar a Vivas, García y Ramos, la denuncia se extiende al propio Sierra, al gerente de la sociedad municipal, Juan Manuel Martín, al interventor de su junta general, José María Caminero, y a la secretaria general municipal, Dolores Pastilla.

El PSOE retomaba así una batalla sindical liderada por UGT, cuyo portavoz en la Ciudad, Antonio Ramírez, denunció durante meses presuntas irregularidades en el procedimiento seguido por la administración local para la adjudicación de una plaza de ingeniero de caminos en el Ayuntamiento. Ramírez llegó a distribuir entre los periodistas un sobre cerrado con un vaticinio sobre quién acabaría siendo el trabajador seleccionado para el puesto: en el interior del sobre incluyó una papeleta con el nombre de Pedro Sierra, que, finalmente, resultó el elegido.

Lo que los socialistas denuncian ahora es el amparo que habría venido brindado el Gobierno popular a Sierra para promoverlo a responsabilidades a las que presuntamente habría accedido sin observar las correspondientes garantías legales.

Los hechos denunciados se produjeron entre los años 2009 y 2014, fechas en las que Sierra fue asignado a la extinta Gerencia de Infraestructuras y Urbanismo (GIUCE). Con la desaparición de la GIUCE, Sierra volvió a su puesto en Acemsa.

Comentarios