Política

Vox duda de la españolidad de Hamed, que replica: “La suya me recuerda a la de Mauricio Colmenero”

Carlos Verdejo y Fátima Hamed (CEDIDAS)
photo_cameraCarlos Verdejo y Fátima Hamed (CEDIDAS)

El portavoz de la formación de ultraderecha ha llegado a acusar al resto de partidos de la oposición de "nutrirse de nichos de voto formados por delincuentes".

“A quien no votaría si tengo claro que quiero saltarme la ley es a Vox”. “Hay partidos que se nutren de nichos de voto formados por delincuentes que atentan contra la Policía”. “Cada vez que me llaman facha es un elogio”. Las citas que anteceden corresponden a la autoría del portavoz de Vox en la Asamblea, Carlos Verdejo, quien con éstas y otras aseveraciones ha llevado esta mañana la crispación al pleno de la Asamblea.

Durante el debate de una propuesta presentada por la formación de ultraderecha para la adquisición de pistolas táser para la Policía Local, Verdejo ha arremetido contra la oposición situando su objetivo sobre la figura de la portavoz de MDyC, Fátima Hamed. El diputado ultraderechista ha acusado a los representantes de las formaciones de izquierda de alinearse junto a los delincuentes frente a las fuerzas de seguridad del Estado para, a continuación, dudar de la españolidad de Hamed. “A usted le falta un referente de españolidad”, ha espetado Verdejo a la diputada.

“Usted mide mi españolidad por mis apellidos y forma de vestir –ha replicado Hamed- Si no le gusta el panorama de interculturalidad de esta ciudad, coja el barco, porque, si se queda, no tendrá más remedio que veme y aguantarme”.

Hamed ha llegado a identificar el modelo de español que, a su juicio, identifica a Verdejo: “Su españolidad, en general, me recuerda a Mauricio Colmenero, el de la serie de televisión”.

El PSOE tampoco ha salido indemne de los ataques del portavoz de Vox, quien, para identificar la presunta complicidad de los socialistas con delincuentes ha traído a colación los acuerdos alcanzados en el Congreso con Bildu o Esquerra Republicana. “Cuando hable del PSOE, lávese la boca con agua y jabón”, le ha replicado, irritado, el socialista Manuel Hernández.

Durante sus intervenciones, Verdejo ha tenido tiempo para poner en cuestión la autoridad moral de organismos como la Organización de Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud.

Comentarios