Política

Vox no acude a la primera comisión para municipalizar el servicio de autobuses

Verdejo y Redondo, pleno agosto
photo_camera Vox no se presenta a la comisión para la tramitar la gestión directa del servicio de autobuses, dando la espalda a los trabajadores de dicho servicio.

La reunión tenía como objeto comenzar a tramitar el expediente para la gestión directa del servicio por parte de la Ciudad. El PSOE asegura que la ultraderecha vuelve a demostrar que “no le interesa la defensa de los intereses de los y las ceutíes y las mejoras de los servicios básicos en nuestra ciudad”

El Grupo Parlamentario Vox ha llevado en dos ocasiones a Pleno la propuesta para municipalizar el servicio de autobuses urbanos pero cuando se ha citado a los Grupos trabajar en la tramitación del expediente para la gestión directa del servicio por parte de la Ciudad, Vox no se presenta dando la espalda a los trabajadores de dicho servicio. A la comisión para municipalizar el servicio de autobuses han asistido el resto de citados.

Para el PSOE de Ceuta la ausencia de Vox a la comisión, donde los comparecientes han aportado ideas para que se agilice el trámite constata que a "la ultraderecha no le interesa en absoluto la defensa de los intereses de las y los ceutíes y los avances para mejorar los servicios básicos en nuestra ciudad".

Los representantes de Vox han vuelto a protagonizar una “nueva espantada”, no acudiendo a la primera reunión de la comisión de estudio aprobada por unanimidad en la sesión plenaria del pasado día 13 que tiene como encargo estudiar la forma de gestión del servicio público de transporte colectivo urbano y que fue aprobada por sus diputados.

"La incongruencia de la ultraderecha ceutí es total", asegura el secretario general de los socialistas ceutíes, Juan Gutiérrez, que agrega que “la ausencia a la reunión supone un total desprecio a los ciudadanos y lo que es peor, a todos sus votantes, que con esta actitud dejan de estar representados”.

El socialista recuerda “el esperpéntico espectáculo protagonizado por los diputados de la ultraderecha en la última sesión plenaria, cuando abandonaron la sala y no defendieron la propuesta presentada por ellos para ser debatida en la sesión. Es algo que a los socialistas no nos sorprende, puesto que ya estamos acostumbrados a sus ausencias, aunque eso sí, sus diputados no renuncian a percibir la gratificación establecida”.

“Está claro que con esta actitud, los diputados de la ultraderecha demuestran que lo único que le interesa es cobrar las gratificaciones, ya que no hacen su trabajo y no defienden los intereses de los y las ceutíes” concluye Juan Gutiérrez.


 

Comentarios