Política

El presidente de la Ciudad sigue meditando si se presenta a la reelección

Y después de Vivas, ¿qué?

ESQUEMA-PARA-ANTONIO
photo_camera Posibles candidatos a sustituir a Vivas (REDACCIÓN)

La incertidumbre se está instalando en el seno del Partido Popular, sobre todo en lo que se refiere a conocer la identidad del candidato a la Presidencia de la Ciudad en los próximos comicios. Todo es una incógnita de momento, sobre todo después de que el actual mandatario, Juan Vivas, insista una y otra vez que sigue meditando y reflexionando para decidir si se presenta o no a la reelección.

Pero son muchos los acontecimientos que se aglutinan en torno a esta decisión. Al Partido Popular se le acumula el trabajo. Los acontecimientos acaecidos en el proceso de primarias ha marcado un antes y un después y han divido el partido, pese a los esfuerzos realizados para disfrazar esta realidad ante la opinión pública. Los vaivenes que se produjeron, con la secretaria general como directora de orquesta, a la hora de votar al candidato o candidata e presidir el partido a nivel nacional –primero Cospedal, luego Sáenz de Santamaría y finalmente Casado- dejó un gran distanciamiento entre los que apoyaron al actual presidente del partido y los que no lo hicieron.

Hubo, en aquellos momentos, quién alzaba la voz para hablar de traición, aunque luego llegó la calma después de que Madrid dejara claro que el mensaje a vender al electorado era el de la unidad

 

Mucho desgaste

A toda esto hay que añadir el desgaste sufrido por el equipo de gobierno durante la presente legislatura. Todos sus integrantes reconocen que está siendo muy traumática y salpicada de escándalos, terminando algunos de ellos en los tribunales.

También hay que tener en consideración la lucha que tanto los del PP como los Ciudadanos mantienen por hacerse con el liderazgo del centro derecha, hecho que tuvo su repercusión en Ceuta. Tras la entrada de más de 600 migrantes, los primeros espadas de ambas formaciones, Albert Rivera y Pablo Casado se desplazaron a la ciudad para a pie de valla, y aprovechando el hecho, dar sus respectivos discursos. Ya por último tampoco no se debe olvidar lo que ha sucedido en Andalucía, comunidad en la que el adelanto de las elecciones autonómicas es ya casi una realidad. La ruptura del pacto entre PSOE y Ciudadanos es un hecho. El resultado de las autonómicas andaluzas, a nadie se le escapa, tiene una especial incidencia en el resto del país.

Esto provoca que Juan Vivas medite y medite su decisión de presentarse a la reelección al cargo que ocupa desde hace 17 años. Este hecho provoca que hayan sido muchas las voces que piden un cambio. Aparte de ello el actual presidente de la Ciudad mide muy bien el riesgo a presentarse a unos comicios y obtener unos resultados que podrían no ser los esperados. Sería una despedida demasiado amarga. Pese a ello, Juan Vivas insiste en que se le respete su período de reflexión y envía un aviso a todos. “Si el partido cree que soy el mejor candidato”, el presidente sería capaz de hacer un nuevo esfuerzo, aunque como bien precisó Hachuel viernes, eso no quiere decir que no aparezca otra candidatura

Pero hablemos del futuro. Barajando la hipótesis de que Juan Vivas no se presentase a la reelección, la pregunta es: ¿Y después de Vivas, qué?

Tal y como está la situación en estos momentos, son varios los políticos que podrían aspirar en la línea sucesoria. Juan Bravo sería un buen candidato. Su trayectoria profesional así como su apoyo total a la candidatura Pablo Casado hacen que el diputado pueda tener muchas posibilidades. Son muchos los militantes, según ha conocido Ceuta Actualidad, que no verían con malos ojos su candidatura. Otros nombres serían los de Nicolás Fernández Cucurull, que también dio su apoyo a Casado, aunque en contra tiene el desgaste sufrido en su época de delegado del Gobierno, y el de Emilio Carreira.

El actual portavoz del PP en la Asamblea tiene en su haber su larga trayectoria política y su experiencia, aparte de que ha sido utilizado por el partido en todas las campañas electorales. Su decisión va a depender, y mucho, de lo que haga Fernández Cucurull. En el supuesto de que el ex delegado decidiera dar un paso adelante, todo apunta que Emilio Carreira haría lo propio.

Ya por último estarían la actual secretaria general del partido, Yolanda Bel, y el senador Guillermo Martínez. Este último no haría muchos esfuerzos para entrar en liza, ya que actualmente goza de un buen posicionamiento a nivel de partido a nivel nacional y es bastante probable que su aspiración se centre en repetir en el cargo.

El de la secretaria general es un caso aparte. Tras los últimos acontecimientos, Yolanda Bel no cuenta con la simpatía de una buena parte de la militancia, pese a que en estos momentos ocupe un puesto en la Ejecutiva Nacional.