Puerto

Denuncia que menas y migrantes campan a sus anchas por las zonas restringidas

Ciudadanos acusa a Delegación del Gobierno de acercar "al Puerto a un estado crítico"

agresion-custom2
photo_camera Imagen del traslado de uno de los agredidos el jueves por un migrante en el Puerto (C.A.)

Ciudadanos culpa a los responsables de la Delegación del Gobierno de la situación que se vive en las instalaciones del Puerto de Ceuta con los menores no acompañados y migrantes, que “campan a sus anchas” por las mismas. Según la formación naranja, la Delegación “acerca al Puerto a un estado crítico”.

En una nota de prensa, la formación recuerda que el pasado abril denunció, a raíz de la muerte de un inmigrante en una zona restringida del Puerto de Ceuta, que Delegación del Gobierno se desentendía de la grave situación en la que se encuentra esta zona. A día de hoy, y tras agresión a dos trabajadores de una empresa de transportes este jueves, en la que no hubo detenidos, “se confirma que, ante la incapacidad de quienes tienen la responsabilidad, la situación ha empeorado” No hay controles efectivos en la zona restringida donde estacionan los camiones y trabajan los transportistas. Un área prohibida para el resto de los ciudadanos, en la que cualquiera sería sancionado y hasta detenido.

Pese a ello, migrantes no residentes en el CETI y menores extranjeros no tutelados -“los mismos que malviven en las escolleras portuarias que tampoco han sido capaces de despejar desde Delegación del Gobierno”- campan a sus anchas.

También desvelan que desde la Asociación de Transportistas “nos han trasladado su preocupación ante la impunidad con que actúan llegando al extremo de no obedecer ni respetar a los miembros de las Fuerzas de Seguridad”, aumentando con ello el clima de tensión e inseguridad en la zona.

Delegación del Gobierno, según asegura Ciudadanos, permite el choque entre migrantes y profesionales del transporte que allí trabajan, y sobre quienes, además, termina recayendo la responsabilidad de un posible delito al cruzar a la Península.

Para el partido resulta paradójico que se apueste por atraer turismo, mientras los que ya vienen comprueban con asombro cómo grupos de inmigrantes buscan colarse y ocultarse en sitios inverosímiles de camiones, autocares o autocaravanas, jugándose la vida ellos y comprometiendo a conductores y propietarios.