Puerto

La comunidad portuaria, en vilo por los efectos que para su actividad tendrá la presión migratoria

Vehículos de la Guardia Civil estacionados en las instalaciones portuarias (C.A./ARCHIVO)
photo_camera Vehículos de la Guardia Civil estacionados en las instalaciones portuarias (C.A./ARCHIVO)

Mientras la Guardia Civil vuelve a actuar en el puerto para desmantelar asentamientos de migrantes, los agentes portuarios alertan de los efectos que la situación tiene sobre actividades tan cotidianas como el suministro de combustible o el tráfico de buques.

La Guardia Civil ha vuelto a actuar en las instalaciones portuarias para continuar desmantelando asentamientos e identificando a los grupos de migrantes que permanecen en Ceuta en situación irregular.

Mientras las intervenciones policiales prosiguen, la comunidad portuaria ha mostrado su preocupación por las consecuencias que la presencia de los migrantes tiene sobre la actividad de sus operadores.

Según explican fuentes del sector, la empresa Cepsa ha dejado de suministrar combustible a la espera de que la situación en el recinto portuario se normalice. Vilma es la única empresa que continúa prestando servicio de abastecimiento de combustible en el muelle de Levante y en aguas de la Bahía.

Además, las empresas portuarias se quejan de que la presión migratoria se está traduciendo en una reducción del tráfico de buques.

Los agentes portuarios, la Autoridad Portuaria y la Delegación del Gobierno se han emplazado para mantener un encuentro el próximo viernes que sirva para analizar la situación.

Comentarios