Puerto

La APC ha pagado 1.100.000 euros por él bajo el concepto de servicio de vigilancia de aguas próximas al puerto

¿Dónde está el dron marino?

magen del "dron marino" en el que la APC ha invertido más de un millón de euros (CEDIDA)
photo_camera magen del "dron marino" en el que la APC ha invertido más de un millón de euros (CEDIDA)

El último accidente ocurrido en el puerto de Ceuta, que tuvo como resultado la muerte del pequeño Ilias, un menor marroquí de tan solo quince años, ha venido a poner de actualidad el gran problema de seguridad existente en las instalaciones portuarias ceutíes.

El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, que en otras ocasiones ha dejado claro que el Gobierno local no tiene ninguna competencia sobre la gestión del puerto, no se lo ha pensado un minuto y el martes mantuvo una reunión de urgencia con el nuevo mandatario de la Autoridad Portuaria, Juan Doncel, para abordar el asunto.

Desde ese momento, el presidente Vivas viene insistiendo en que aunque no es competencia de la Ciudad y que como Puertos del Estado no está en disposición de afrontar una inversión para el refuerzo de la seguridad, será la Ciudad la que se haga cargo de la misma. Para ello va a destinar 1,7 millones de euros del Presupuesto de la Ciudad. Hay que recordar a este respecto que el Ejecutivo tenía prevista una partida de unos 900.000 euros para la instalación de cámaras y servicio de video vigilancia en las instalaciones.

Pero bueno sería conocer que actuaciones ha llevado a cabo el puerto para el refuerzo de la seguridad en sus instalaciones. Para ello hay que irse a lo previsto en el Plan de Inversiones del puerto para el cuatrienio 2016 - 2020, documento aprobado en el año 2015. En el mismo y en el apartado bajo el epígrafe de “actuaciones refuerzo seguridad”, aparece una cantidad presupuestada de 3.562.000 euros., de la que 527.000 euros pertenecen a una certificación de 2014, 335.000 euros a una de 2015, 140 para 2016, 1.864.000 euros para 2017 y 696.000 euros para el 2018.

Está claro que con esas cantidades, el refuerzo de seguridad en las instalaciones portuarias tendría que haber sido más que notable, aunque la realidad es bien distinta.

De esta partida, el puerto invirtió 527.000 euros en concepto de actuaciones de refuerzo de seguridad, un millón, repartido entre las anualidades de 2016, 2017 y 2018 en concepto de proyecto y planes de seguridad de la Autoridad Portuaria de Ceuta, 600.000 euros para la implementación de infraestructura de seguridad para el Servicio Marítimo de la Guardia Civil, 335.000 euros destinados a la construcción de un local para el servicio marítimo de la Guardia Civil y 1.100.000 euros, repartido en las anualidades de 2016,2017 y 2018, para el sistema de vigilancia de aguas próximas del puerto de Ceuta.

 

Vigilancia de aguas próximas del puerto

Pero es esta última partida la que llama la atención. 1.100.000 euros, de los que 50.000 euros se pagaron en 2016, 550.000 euros en 2017 y 500.000 en 2018. ¿Pero qué es esto del sistema de vigilancia de aguas próximas del puerto de Ceuta?

Pues ahí es donde salta la sorpresa. Esta partida va destinada en realidad al pago del “dron marino” que la Autoridad Portuaria de Ceuta encarga a la empresa Navantia y que pese a haberlo abonado todavía no tiene en su poder, y lo que es peor, no se sabe a ciencia cierta para qué sirve y que utilidad va a tener.

Pero sería bueno hacer memoria y decir que este proyecto del “dron marino”, que con mucha habilidad los directivos portuarios cambian de nombre para que Puertos del Estado no pusiese reparos al Plan de Inversiones, era, en principio, un proyecto conjunto entre el puerto de Algeciras y del puerto de Ceuta, aunque al observar el gasto tan elevado que suponía, el de Algeciras se retira, quedándose con él el de Ceuta.

Desde el momento en que Puertos del Estado aprueba el Plan de Empresa es evidente que aprueba el Plan de Inversión y, por tanto, el proyecto de sistema de  vigilancia de aguas próximas del puerto de Ceuta; es entonces  es cuando empiezan  a llamarlo “dron marino”. Además, los 1.100.000 euros empleados se detrajeron de las inversiones que se harían en el Puerto de Ceuta.

Una vez construido el “dron marino”, las autoridades portuarias se dan cuenta que el mismo carecía de los certificados necesarios y precisos que deben ser expedidos por la Dirección General de la Marina Mercante (DGMM), que es el organismo competente para que el barco pueda navegar.

Cabría la posibilidad, según fuentes conocedoras del asunto consultadas, que la DGMM no pudiera expedir los certificados, por lo que al no poder navegar la embarcación como un “dron marino”. En el hipotético caso que así sucediera, el puerto de Ceuta se quedaría con un barco convencional, que necesitaría de una dotación para poder navegar

En diciembre del 2018, las autoridades portuarias se desplazaron hasta Huelva, donde se hicieron unas pruebas, que no resultaron muy satisfactorias, en el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial), Las pruebas tuvieron una duración de menos de una hora.

Esta es la historia de un “dron marino” que pese a estar pagado no está en posesión del puerto, y lo que es peor, qué utilidad va a tener. Mientras, los problemas de seguridad en las instalaciones siguen en aumento.