Puerto

La embarcación no ha llegado aún a Ceuta, aunque la APC ya ha instalado un punto de atraque en Muelle España

El dron marino de un millón de euros no puede navegar al carecer de autorización de Marina Mercante

Imágenes del dron marino y el punto de atraque creado en Muelle España (C.A.)
photo_cameraImágenes del dron marino y el punto de atraque creado en Muelle España (C.A.)

El dron marino que la Autoridad Portuaria de Ceuta (APC) encargó a la empresa Navantia no podrá salir a navegar al carecer hasta el momento de la autorización y los permisos de la Dirección General de la Marina Mercante (DGMM) para hacerlo.

Fuentes del organismo han confirmado la carencia de la autorización obligatoria para poder navegar tanto en modo automático, como dron marino, así como embarcación normal. En este último caso el barco, que ha tenido un coste de 1.100.000 euros, necesitaría contar con una dotación compuesta, al menos, por un patrón y un marinero.

Pese a todo ello, la Autoridad Portuaria ya ha instalado un punto de atraque para esta embarcación. Para ello ya ha ubicado en el Muelle España un pantalán que sería donde atracase la embarcación.

El dron marino es un viejo proyecto de la época en la que José Torrado ocupaba la presidencia la APC, que con mucha habilidad los directivos portuarios cambian de nombre para que Puertos del Estado no pusiese reparos al Plan de Inversiones para el cuatrienio 2016 - 2020, que fue aprobado en 2015. En principio era un proyecto conjunto entre el puerto de Algeciras y del de Ceuta, aunque al observar el gasto tan elevado que suponía, el de Algeciras se retira, quedándose con él el de Ceuta.

Una vez construido el “dron marino”, las autoridades portuarias se dan cuenta que el mismo carecía de los certificados necesarios y precisos que deben ser expedidos por la Dirección General de la Marina Mercante (DGMM), que es el organismo competente para conceder la autorización para que el barco pueda navegar. Directivos del Puerto y de Navantia se entrevistaron con responsables de la Marina Mercante, aunque en el momento de hacerlo el proyecto no estaba lo suficientemente avanzado

Ceuta Actualidad, en una publicación realizada el 21 de febrero de este año, ya advertía que cabría la posibilidad, según fuentes conocedoras del asunto consultadas en aquel entonces, que la DGMM no expidiese los certificados necesarios, lo que provocaría que la novedosa embarcación no podría navegar como un “dron marino”. En el hipotético caso que así sucediera, el puerto de Ceuta se quedaría con un barco convencional, que necesitaría de una dotación, de al menos dos personas, para poder navegar.

Pese al tiempo transcurrido, fuentes de la Dirección General de la Marina Mercante han manifestado que la nueva embarcación no cuenta con la autorización necesaria para poder navegar. Curiosamente pese a que el encargo del proyecto a Navantia es de hace años, la embarcación aún no ha llegado aún al Puerto de Ceuta, aunque la Autoridad Portuaria ya ha instalado un punto de atraque para la misma en Muelle España.

Comentarios