Puerto

Operación Minerva

Policía Nacional y Frontex, preparados por si abren la frontera o activan una OPE especial

26 agentes de nueve nacionalidades diferentes controlar la inmigración irregular ante un incremento "significativo y llamativo" de la presión migratoria en el Puerto. 

La Operación Minerva, liderada por la Policía Nacional y coordinada por la Agencia FRONTEX, ya está en marcha en el Puerto de Ceuta. 26 agentes de nueve nacionalidades diferentes se encargan de controlar los flujos migratorios irregulares procedentes de África con destino a algún estado miembro de la Unión Europea, haciendo así frente a retos de la inmigración ilegal y a posibles amenazas futuras en dichas fronteras.

Al mismo tiempo, los agentes luchan contra la delincuencia con dimensión transfronteriza en cualquiera de sus manifestaciones, con especial atención a la actividad de organizaciones criminales dedicadas al tráfico de personas y trata de seres humanos, al tráfico ilícito de drogas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas, al tráfico ilícito de armas pequeñas o ligeras o al tráfico ilícito de vehículos, entre otros.

Este año vuelve a ser diferente debido a la pandemia y siguen existiendo restricciones bien sean por motivos sanitarios o por el cierre de frontera. Esto provoca que el tránsito de personas y vehículos por el puerto se haya reducido al mínimo. A este debemos añadir la suspensión de la Operación Paso del Estrecho (OPE). Aún así la presencia de estos agentes en el Puerto sigue siendo necesaria. "Por desgracia las personas que se dedican a la inmigración irregular, al tráfico de personas, a la trata de seres humanos...no van a cambiar su actividad criminal porque haya una pandemia, se van a reinventar", ha asegurado el inspector de la Policía Nacional y jefe de la operación Minerva, Víctor Suarez, quien considera que deben estar preparados. "En cualquier momento pueden volver a abrir las fronteras o activar una OPE especial". 

Los agentes que trabajan en el puerto se han mostrado sorprendidos de la presión migratoria a la que están haciendo frente debido a la entrada masiva de marroquíes el pasado mes de mayo. "Pese a la suspensión de la OPE, hemos detectado un incremento significativo y llamativo del número de migrantes que a diario intentan saltar a la Península".