Puerto

tras el temporal

La normalidad retorna al Estrecho

La incorporación de los fast ferris a la línea del Estrecho devuelve la normalidad a las comunicaciones marítimas con la Península. 

Los fast ferris se incorporan al servicio del Estrecho después se permanecer atracados en el puerto de Algeciras desde el pasado domingo a causa del temporal. El ferri “Passió per Formentera”, que reanudó las conexiones marítimas con la Península el martes por la noche, restablecía las comunicaciones durante la noche del martes. 

La línea entre Algeciras y Tánger comenzaba a operar con normalidad ayer mientras que el puerto de Tarifa se reabría a primera hora de la tarde.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) desactivaba a las cinco de la tarde la alerta amarilla por fenómenos costeros. Los vientos comenzaban a cambiar a poniente, tónica que se mantendrá a lo largo de todo el fin de semana próximo.

Con las primeras horas del miércoles, y reestablecido el servicio con la Península, los ceutíes comenzaban a respirar aliviados tras dos días de un tiempo inclemente. El azote del viento ha dejado tras de sí su rastro en distintas barriadas de la ciudad, especialmente en Juan XXIII, donde algunos edificios han visto como el levante se llevaba consigo trozos de cornisa y la tela asfáltica que cubría sus terrazas.

De la intensidad del viento registrado durante los últimos días en el Estrecho da idea un dato proporcionado por la Autoridad Portuaria de Algeciras: la boya fondeada en Punta Carnero registró el pasado lunes un pico de oleaje de 9,5 metros.

En el mar, el Passió hubo de enfrentarse el martes a olas de más de cinco metros en la Bahía Sur.