Puerto

Refuerzo policial en el Puerto

La Operación Minerva, en guardia: "Muchos grupos criminales aprovechan esta incertidumbre para actuar"

Policía Nacional y Frontex ya luchan contra la inmigración irregular y otras posibles amenazas futuras en el Puerto de Ceuta. 

La Operación Minerva arranca un verano más en Ceuta. El dispositivo, dirigido y coordinado por la Policía Nacional y por la Agencia Frontex, se desarrolla ya en la ciudad y estará operativo hasta el 15 de septiembre. 

El jefe de la operación prevé que debido a la pandemia los incidentes que van a reportar este año van a ser inferiores a otras ediciones. Aun así, "tanto Frontex como Policía Nacional continuarán con su compromiso de luchar contra la delincuencia transfronteriza". Según el jefe del dispositivo, "muchos grupos criminales aprovechan esta situación de incertidumbre para realizar sus actividades". 

El objetivo es hacer frente a los retos de la migración y posibles amenazas futuras en las fronteras de los puertos de Ceuta, Algeciras y Tarifa.

Además de agentes españoles, en este dispositivo participan efectivos de otros 15 estados miembros (Alemania, Bélgica, Dinamarca, Eslovaquia, Finlandia, Francia, Holanda, Italia, Letonia, Lituania, Noruega, Polonia, Portugal, República Checa y Rumanía).

El año pasado se realizaron 2.371.244 inspecciones fronterizas de viajeros así como 546.362 de vehículos.

El fin principal de esta operación es controlar los flujos migratorios irregulares procedentes de África con destino a algún estado miembro de la Unión Europea, haciendo así frente a retos de la inmigración ilegal y a posibles amenazas futuras en dichas fronteras.

También tiene como objetivo contribuir en la lucha contra la delincuencia con dimensión transfronteriza en cualquiera de sus manifestaciones, con especial atención a la actividad de organizaciones criminales dedicadas al tráfico de personas y trata de seres humanos, al tráfico ilícito de drogas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas, al tráfico ilícito de armas pequeñas o ligeras o al tráfico ilícito de vehículos, entre otros.

Además, se tiene especial atención a la detección e identificación de combatientes terroristas extranjeros retornados, así como la identificación de individuos relacionados con actividades de carácter terrorista.

La captación de información durante la operación es importante para la lucha contra estas organizaciones criminales, reforzando y orientando la actividad investigadora de carácter operativo, especialmente en lo relativo al tráfico ilegal de personas, explica el comunicado.

Los países participantes en esta operación conjunta de alcance internacional aportarán setenta expertos en documentos falsos, entrevistadores, guías caninos, 18 expertos en primera línea del paso fronterizo, un oficial de apoyo de Frontex y expertos en detección de vehículos robados.