Puerto

Las conexiones con Algeciras quedaron suspendidas desde media tarde, a excepción del Passió per Formentera

El Passió , asistido esta tarde por un remolcador/CEDIDA
photo_cameraEl Passió , asistido esta tarde por un remolcador/CEDIDA

La Agencia Estatal de Meteorología advierte de precipitaciones persistentes y fuerte viento, con rachas de hasta 8o kilómetros por hora, hasta la medianoche del jueves

Las condiciones meteorológicas han obligado a cancelar todas las salidas de los ferrys desde el puerto de Algeciras con dirección a Ceuta desde bien entrada la tarde, excepción hecha del Passió per Formentera. El buque de Baleària tenía prevista su salida del puerto algecireño esta medianoche del martes.

La irrupción de la lluvia confirmaba desde mediodía los pronósticos que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) había establecido para Ceuta y la zona del Estrecho. La ciudad permanece en alerta amarilla hasta la medianoche del próximo jueves. 

Hasta bien avanzada la tarde los ferrys han estado saliendo de ambos puertos pero con demoras. El Passió per Formentera, que tenía prevista su salida de Ceuta a las 16 horas, no consiguió soltar amarras hasta una hora después. Lo mismo ocurría con el buque Avemar II que entraba por la bocana a las 17.21 cuando su salida estaba prevista para las 17.30 horas.

Un par de horas más tarde, se producía la primera cancelación. El buque "Ceuta Jet", de la naviera FRS, suspendía sus salidas de las 19.30 y las 21.00 horas. En su última entrada al puerto ceutí, el buque se vio obligado a hacer desembarcar a los pasajeros por la bodega ante las dificultades que oponía el viento a la maniobra de tender la pasarela.

Las previsiones de Aemet presentan un panorama de lluvias, de hasta 15 litros por metro cuadrado, vientos de levante con rachas de hasta 80 kilómetros por hora y fenómenos costeros.

La fuerza del levante comenzará a amainar durante las próximas horas para volver a acrecentar su intensidad a partir de las primeras horas de la mañana del miércoles para mantenerse durante todo el jueves y el viernes. No será hasta el sábado que los vientos empiecen a soplar de poniente.

En cuanto a las lluvias, el pronóstico auguras jornadas de fuertes precipitaciones hasta el jueves, que irán decreciendo el viernes. 

Pese a la rudeza del viento, los servicios de Bomberos apenas si han tenido actividad a lo largo de la mañana y hasta bien entrada la tarde. 

Comentarios