Puerto

La crisis en la Autoridad Portuaria estalla tras la denuncia de MDyC

Las verdaderas razones por las que dimite el presidente del Puerto

Rodríguez Valero (segundo por la izquierda), al lado del director del Puerto. A la derecha, el expresidente José Torrado (C.A./ARCHIVO)
photo_cameraRodríguez Valero (segundo por la izquierda), al lado del director del Puerto. A la derecha, el expresidente José Torrado (C.A./ARCHIVO)

La salida de la Presidencia de la Autoridad Portuaria de Ceuta, Rafael Rodríguez Valero, ha obligado al Gobierno a sondear desde hoy mismo el mercado interno para buscar un sustituto que, al menos, se acomode a las pretensiones del presidente Vivas

¿Pero cuáles son en estos momentos las pretensiones de Vivas? Sin duda y tras la forma de gestionar la crisis y la paralización de la actividad que se vive en el puerto, las razones de ahora son muy distintas a las que manejó en su momento cuando fichó para la presidencia del Puerto a Rodríguez Valero. Vivas supo sacar un gran rendimiento a la llegada de Rodríguez Valero. Utilizando un símil futbolístico, el mandatario ceutí fichó para dirigir el Puerto a una de las grandes figuras del sector marítimo de este país.

Una persona, según dijo en el acto de su presentación, con los conocimientos necesarios para convertir el puerto ceutí en lo que debería ser: el pulmón de la actividad económica de la ciudad. El recién dimitido dejaba para hacerse cargo del puerto la Dirección General de la Marina Mercante. Vivas había dado en la tecla y así lo rentabilizaba después de que José Torrado tuviera que dejar la Presidencia de la Autoridad Portuaria tras conocerse el auto en el que el titular del Juzgado de Instrucción número 5 decretó la apertura de juicio oral contra el citado por la presunta comisión de los delitos de prevaricación administrativa y malversación de caudales públicos.

 ¿Pero qué ha pasado siete meses después? ¿Cuáles son las verdaderas razones por las que Rodríguez Valero ha decidido renunciar al puesto?

Para conocer todo lo sucedido hay que remontarse a fechas antes del nombramiento y toma de posesión de Rafael Rodríguez Valero como presidente de la Autoridad Portuaria.

 

Delegación de competencias

El Boletín del Estado Oficial del Estado del 21 de abril de 2018 publicaba un anuncio en el que se daba cuenta de la resolución del presidente de la Autoridad Portuaria de Ceuta sobre la delegación de competencias en materia de contratación.

El texto decía textualmente: “delegar en el director de la Autoridad Portuaria de Ceuta la contratación de los procedimientos Menores, Abiertos súper simplificado y Abiertos simplificados de la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público, por la que se transponen al ordenamiento jurídico español las Directivas del Parlamento Europeo y del Consejo 2014/23/UE y 2014/24/UE, de 26 de febrero de 2014 incluyéndose, en todo caso y sin carácter limitativo, la emisión del informe del órgano de contratación motivando la necesidad, nombramiento del Responsable del Contrato y la aprobación del gasto”.

“Delegar en el Jefe del Departamento Económico – Financiero de la Autoridad Portuaria de Ceuta la contratación de los procedimientos Menores, Abiertos súper simplificado y Abiertos simplificados de la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público, por la que se transponen al ordenamiento jurídico español las Directivas del Parlamento Europeo y del Consejo 2014/23/UE y 2014/24/UE, de 26 de febrero de 2014 incluyéndose, en todo caso y sin carácter limitativo, la emisión del informe del órgano de contratación motivando la necesidad, nombramiento del Responsable del Contrato y la aprobación del gasto en suplencia del Director de la Autoridad Portuaria de Ceuta”.

Este anuncio se publica en el BOE el 21 de abril de 2018, 12 días antes de que Ceuta Actualidad publicara el contenido del auto de apertura de juicio oral contra el presidente de la Autoridad Portuaria de Ceuta, José Torrado, por la presunta comisión de los delitos de prevaricación administrativa y malversación de caudales públicos, según el auto al que ha tenido acceso Ceuta Actualidad.

Quince días después, el 18 de mayo, el Boletín Oficial del Estado, publica el cese de Rafael Rodríguez Valero como director general de la Marina Mercante y a la misma vez se publica su nombramiento como presidente de la Autoridad Portuaria. Rodríguez Valero toma posesión de su cargo el 31 de mayo de 2018.

Desde ese momento, el recién nombrado presidente comienza a esbozar y a trabajar para hacer realidad sus proyectos con el fin de situar al Puerto de Ceuta en una posición importante dentro del mercado. Rodríguez Valero entiende que hay que dragar el puerto para operar con buques de mayor capacidad. También trabaja para la construcción de un espigón de 340 metros para cruceros y una dársena para acoger un puerto base para megayates. Además de estos proyectos, Rodríguez Valero comienza a trabajar de la mano de la Consejería de Turismo para promocionar el Puerto y la Ciudad.

Pero los problemas empiezan a surgir cuando Rodríguez Valero tiene que hacer frente a los asuntos relativos a las viviendas propiedad de la Autoridad Portuaria y a las concesiones administrativas para la utilización de suelo público. Las concesiones para las instalaciones comerciales, sobre todo, en la zona de Cañonero Dato y aledaños.

El anuncio de un contrato menor para un estudio de la normativa para las concesiones no gustó al sector empresarial. Tanto es así que la Confederación de Empresarios emitió un comunicado en el que le acusaba a Rodríguez Valero de casi paralizar la actividad comercial. El debate se inició al conocerse la intención de la cadena alimentaria DIA de establecerse en el suelo y la nave de Genco. El asunto quedó paralizado.

 

Contratos menores

El asunto de las viviendas tampoco fue del agrado de algunos empleados y directivos portuarios, según la información recogida por este periódico digital, de fuentes cercanas. Esta desemboca en un desencuentro entre el presidente y algunos de sus colaboradores más cercano, lo que tiene su repercusión en la gestión diaria del puerto.

El punto culmen ha sido la denuncia presentada por la líder de MDyC, Fátima Hamed, en torno a la gestión de los contratos menores El partido interpuso ante el Juzgado de Instrucción número 5 una denuncia contra el expresidente de la Autoridad Portuaria José Torrado y el director de la institución, César López Ansorena, por la presunta comisión de irregularidades en la adjudicación y ejecución de obras en una de las viviendas ocupadas por trabajadores del Puerto. Ceuta Actualidad ya publicó el pasado 28 de diciembre una información en la que se daba cuenta de las irregularidades que el partido de Fátima Hamed lleva ahora a los tribunales.

La crisis en el seno de la Autoridad Portuaria se hace patente y se traslada a la Ciudad.

El director del Puerto, César López Ansorena, solicita una reunión con el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, que este lunes reconoció la existencia de la misma. Curiosamente Vivas recibe antes al director del Puerto que al presidente, aunque intentó forzar un encuentro, que resultó fallido, entre el que estuvieran presente tanto el director como el presidente del Puerto.

Posteriormente, el presidente fue recibido por Vivas, tal y como también reconoció el lunes. En la misma Rodríguez Valero, además de explicar la situación que vive en el Puerto, le comunicó su intención de dimitir del cargo.

Se deduce, por los acontecimientos posteriores, que Vivas conoció el lunes las versiones tanto del director como del presidente del Puerto sobre la situación del mismo. Rodríguez Valero es evidente que no debió recibir el respaldo de Vivas, materializando al día siguiente, esto es el martes. Su dimisión

Curiosamente el presidente de la Ciudad, el martes al conocer la dimisión de Rodríguez Valero, se desmarcó del asunto y argumentó que la Ciudad nada tiene que ver con la gestión administrativa del Puerto, por lo que no se comprende muy bien los motivos que tuvo para reunirse con César López antes de hacerlo con Rafael Rodríguez Valero.

Vivas también negó la existencia de dos bandos en el Puerto, aunque la realidad y los hechos sucedidos hacen ver que la situación en el seno del mismo era sencillamente insoportable.

 

 

Comentarios