Remitidos

Carta de agradecimiento a los policías locales

Un agente de la Policía Local (C.A.)
photo_cameraUn agente de la Policía Local (C.A.)

La Asociación de Policías Locales de la Ciudad de Ceuta este año no podrá celebrar su patrón, el de todos los policías locales, como nos hubiera gustado. Las razones son obvias y evidentes, ya que llevamos inmersos en una situación de extrema necesidad varios meses, sin embargo, desde esta humilde institución queremos hacer extensiva una felicitación a esas “personas” que con su uniforme han contribuido y han puesto un granito de arena para que esta maldita pandemia sea un poco más llevadera, todo ello sin olvidar y felicitar a todos los integrantes de organismos públicos y privados que han estado en el tajo desde que esto empezó, a nuestros más mayores y a los que nos dijeron adiós para cuidarnos desde el cielo, destacando como no puede ser de otro modo, al personal sanitario de nuestra tierra, que nos han cuidado y protegido para que podamos seguir andando en este camino lleno de piedras.

Nuestros policías han estado al pie del cañón en todo momento, olvidándose de sus días de permiso, temerosos por sus familias cada vez que terminaban una jornada, adaptándose a nuevos turnos de trabajo a pesar de no ceñirse en muchas ocasiones a sus vidas personales,  aprendiendo a solucionar problemas para los que quizás no te preparan en una academia o en un “curso de cien horas”, afrontando cada situación de un modo especialmente profesional, soportando vicisitudes que han ido de lo más simple a lo más complejo, como la custodia de unos pabellones que se han convertido en verdaderos campos de batalla hasta efectuar  servicios humanitarios haciendo que nuestro pueblo vea el lado más humano y entendiendo que detrás de un uniforme hay una persona, una persona que ha llorado por lo vivido, que ha sudado con su equipo de protección, que se ha levantado después de acabar un día de trabajo a ras de suelo, que ha sabido equilibrar su vida personal y proteger a sus familias después de proteger a todo un pueblo.

No sabemos si las autoridades o las instituciones tendrán a bien reconocer la labor de nuestros policías locales, tras haberse ganado el respeto de todos con su trabajo, esfuerzo y dedicación, pero de lo que si estamos totalmente convencidos es que la “Medalla del Pueblo” se la han ganado a pulso y ese reconocimiento que se ha visto plasmado de múltiples formas no os lo puede quitar nadie. Eso al igual que el grito o aplauso a un costalero  cuando va a hacer su última “levantá” y que sólo puede describirse desde un sentimiento íntimo y personal, ya lo tenéis, así que enhorabuena a [email protected] los policías locales de nuestra “Perla” por haber contribuido con vuestro excelente trabajo y seguir en la lucha contra este terrible monstruo al que sin lugar a duda venceremos.

Comentarios