Remitidos

Sobre la actualización de las retribuciones en las Fuerzas Armadas

Ejercicio de tiro de la Legión (C.A./ARCHIVO)
photo_cameraEjercicio de tiro de la Legión (C.A./ARCHIVO)

AUME denuncia en este artículo las consecuencias sobre la justicia profesional que traerá consigo la dilación en la actualización de las retribuciones de los miembros de las Fuerzas Armadas. 

A finales del año 2017, la entonces ministra de Defensa María Dolores de  Cospedal, anunció el comienzo de un “estudio” sobre las retribuciones militares. Compromiso adquirido con las asociaciones profesionales para la actualización de los salarios. A principios del año 2019 (más de un año después del inicio del “estudio”) las asociaciones profesionales forzamos un pleno extraordinario del Consejo de Personal (COPERFAS) para tratar de la urgente actualización de las retribuciones y, en concreto del mencionado “estudio”. 
 
La actual ministra de Defensa, Margarita Robles, estableció que durante el proceso preelectoral, no se tocara el tema de retribuciones de los miembros de las Fuerzas Armadas para no convertirlo en materia de la contienda electoral. 
 
Ahora, dos meses después de celebradas las elecciones generales, se produce una nueva dilación, esta vez con la excusa de que el Gobierno se encuentra en funciones. Así se nos ha trasladado en el último pleno del COPERFAS. Los militares nunca estamos en “funciones” durante el desarrollo de nuestro trabajo al servicio de la Defensa Nacional  y ni nosotros ni nuestras familias podemos esperar más. 
 
Mientras que a los componentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) se les ha aplicado ya el “segundo tramo” de su subida salarial a los miembros de las Fuerzas Armadas se nos mantiene en espera indefinida de unas justas y necesarias mejoras retributivas.  
 
Esta situación convertida ya en insostenible daña la moral del personal, con previsible repercusión en la operatividad. Y .tendrá unas consecuencias que, AUME desde este momento se propone canalizar por el bien de todos los militares. No vamos a esperar más. 
 
 

Comentarios