Miércoles. 25.04.2018 |
El Tiempo
Ceuta Actualidad

Y PARECE QUE PASADA LA TEMPESTAD TODO VUELVE A UNA APARENTE NORMALIDAD

"El atropello del migrante no ha sido un hecho casual”

Imagen del momento del fallecimiento del migrante marroquí en el Puerto (C.A.)
Imagen del momento del fallecimiento del migrante marroquí en el Puerto (C.A.)

El pasado día 6 de abril un joven inmigrante era atropellado en el puerto de Ceuta por un camión, suceso que acababa en tragedia con el fallecido y el conductor enviado a prisión.

"El atropello del migrante no ha sido un hecho casual”

Éste no ha sido un hecho casual, tal y como se puede creer desde fuera de esta ciudad, ya que por esta zona suelen deambular aproximadamente un centenar de jóvenes procedentes en su mayoría de Marruecos. Sus intenciones, acceder a un camión o barco que se dirija a la península.

Todos los trabajadores del puerto, transportistas y el propio presidente sufren a diario esta lucha, impedir que estos jóvenes viajen de forma clandestina, con el peligro que ello conlleva.

Y parece que pasada la tempestad, todo vuelve a una aparente normalidad. La rutina se instala de nuevo.

La Administración mira hacia otro lado como de costumbre echando balones fuera. Un partido político de la ciudad pide la cabeza del presidente del puerto, José Torrado, cuando precisamente ha hecho todo lo que está en su mano.

Dicho esto, como vicepresidente de una asociación de seguridad y como caballa de nacimiento, no me puedo mostrar impasible ante injusticias de este calibre.

No se trata de arremeter sistemáticamente contra la Administración, de lo que se trata es que el Gobierno de la Ciudad incumple reiteradamente la ley. Entre otras cosas dice que no logra localizar a los familiares de estos chavales que inundan la ciudad y van de un lado a otro sin cobijo alguno. La Unión Europea, en el Reglamento de Dublín, señala que todos los estados miembros deben acatarlo y sobre este respecto concretamente afirma que, todos los menores no acompañados por sus familiares deben ser identificados y puestos a disposición de la Fiscalía de Menores, para enviarlos a centros de menores. ¡No se hace!

¿Por qué no se depuran responsabilidades?

¿Por qué no dimite nadie? Sabemos que en este país la filosofía de la dimisión no se suele dar entre nuestros mandatarios. Pero, ¿por qué la oposición y el resto de grupos no piden el cese del presidente de la ciudad y del delegado del Gobierno?

Mientras dos familias sufren, todos los responsables se lavan las manos y lanzan piedras sobre tejados ajenos.

Desde esta asociación y yo personalmente como caballa pido a los ceutíes que no se queden en la superficie de lo sucedido y que indaguen en la profundidad de un problema existente hace muchos años.

"El atropello del migrante no ha sido un hecho casual”