Remitidos

La Ciudad no cumple como debe con la TNR-CES de los gatos

Ya va siendo hora de que la Ciudad asuma su responsabilidad con los gatos que viven en la calle y los tenga en buenas condiciones. 

El pliego de prescripciones técnicas que rige la contratación del servicio de esterilización de las colonias de gatos de los Programas TNR-CES (Captura-Esterilización-Suelta) para el control poblacional de los mismos, en su CLÁUSULA CUARTA lo deja bien claro: la captura y entrega de los gatos a la Clínica Veterinaria adjudicataria del contrato de esterilización es obligación de la Ciudad, es decir, para que quede más claro todavía, la Ciudad está obligada a poner el personal necesario para capturar a los gatos y llevarlos a la Clínica para que se encargue de su posterior esterilización y demás.

La Clínica Veterinaria adjudicataria del programa de TNR-CES también tiene sus obligaciones que cumplir, las cuales los técnicos correspondientes de Sanidad Animal tienen que supervisar y comprobar minuciosamente que todo se está haciendo tal y como viene en el pliego de condiciones para asegurarse que todo se hace con las máximas garantías para el bienestar de los gatos.

Si la Ciudad no pone el personal adecuado y correspondiente para que capturen a los gatos y los lleven a la Clínica, ¿quién hace ese trabajo, voluntarios/as?

Lo normal es que la Ciudad cumpla lo que pone en el pliego de condiciones y no pretenda que ahora la captura de los gatos la hagan voluntarios/as, más que nada porque los voluntarios/as ya no dan abasto, porque es demasiado el trabajo que tienen, trabajo que entre otras de las cosas son totalmente altruista y le correspondería a la Ciudad hacerlo. Son muchas las colonias de gatos que hay, las cuales son los propios voluntarios/as los que se ocupan del cuidado y de mantener a los gatos con su dinero.

Ya va siendo hora de que la Ciudad asuma su responsabilidad con los gatos que viven en la calle y los tenga en buenas condiciones, así como haga las esterilizaciones suficientes para acabar con el problema de la superpoblación.

Las comparecencias en los medios de comunicación por parte de los políticos de turno diciendo lo mucho que van a hacer, de nada sirven si luego no hacen lo que de verdad se necesita. Son años y años que los políticos de turno llevan vendiendo que van a solucionar el problema de la superpoblación de gatos, pero luego hacen bien poco.

En mi opinión, también se necesita mucha más implicación de los técnicos de Sanidad Animal, tanto para lo relacionado con los gatos que viven en la calle como con todo lo relacionado con el maltrato animal en general. También es necesaria la implicación de todas las Administraciones y funcionarios que tienen competencia y autoridad para perseguir todo lo relacionado con el maltrato animal.

Para terminar, recordar que una vez que un funcionario/a ha tenido conocimiento de que se puede estar cometiendo un delito de maltrato animal y no hace lo correspondiente para que se investigue ese delito, ese funcionario/a está cometiendo un delito. Delito que como poco le puede conllevar la sanción de inhabilitación para ocupar cargo público por un tiempo determinado.

Comentarios