Remitidos

Cumbre del clima: ¿Alguien esperaba algo diferente?

- “Bueno….amigo, concluye la COP25. No voy a hacer ninguna manifestación, por ahora, dejaré que lo haga usted. Hagamos un poco de historia. Un poquito solo. Catorce de diciembre de 2018. Polonia, en concreto Katowice. Casi dos semanas de trabajo. Finaliza la COP24. Han asistido cerca de 200 países. Se sientan las bases para la aplicación del Acuerdo de París. La lucha contra el cambio climático lleva en su hatillo las directrices a seguir en los próximos años. La totalidad, prácticamente, del mundo se compromete, entre otras cosas que no se han cumplido, a:

- El lanzamiento del proceso para la aprobación de un nuevo objetivo de financiación climática global en 2025. La COP24 insistió en la necesidad de que esta financiación sea “previsible” e invitó a los países ricos a elaborar un informe sobre esta cada dos años a partir de 2020.

-El acuerdo para el establecimiento de una parte importante del Libro de Reglas, el marco técnico para poner en marcha el Acuerdo de París.

- El acuerdo sobre las normas para la realización del diagnóstico global que se realizará en 2023. Cada 5 años, los países harán un “balance mundial” de sus esfuerzos colectivos para lograr el objetivo de limitar la temperatura global.

- La creación de un Comité de Cumplimiento del Acuerdo de París.

- La aprobación de tres importantes declaraciones sobre transición justa, movilidad eléctrica y bosques”.

- “Pues sí que parece que no se ha avanzado mucho Soul. Si en 2018 estaban creando un Comité para el cumplimiento del acuerdo de París de 2015 ¡es descorazonadoramente significativo!”.

- “¡Hay más Nomar! No consiguieron revisar al alza en 2020 los compromisos de reducción de gases de efecto invernadero. Y eso a pesar de que el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) de la ONU alertara en octubre de la urgencia de actuar de forma drástica ante el alza de la temperatura global. Esta situación de dio por la inestimable cerrazón de Estados Unidos y Arabia Saudita que lideraron un grupo de países que provocaron este apoteósico final. Rechazaron frontalmente reconocer la principal conclusión de esta cita referente a que el mundo no puede permitirse una subida de 1,5 ºC”.

- “Leí en prensa Soul que el problema fue que esta cumbre delató que los participantes se mueven a diferentes velocidades, en lugar de a una sola. Lo que contradice las peticiones de la comunidad científica y demuestra, sin dudas, ningún deseo de colaboración por parte de algunos países. La prensa también informó que desde la Secretaria General de Naciones Unidas consideraban que el documento consensuado en la COP24 “demuestra la resistencia del Acuerdo de París como hoja de ruta para la acción climática”. Aunque yo más bien creo que lo que demostró fue la resistencia a proteger al planeta”.

- “Fueron los grupos ecologistas en general y Greta Thunberg en particular quiénes mejor definieron esta cumbre y sus conclusiones. La joven activista medioambiental lo expresó de forma muy clara y contundente: “Los sufrimientos de muchos van a pagar los lujos de unos pocos”. ¡Qué triste que un ser que en la cadena trófica se acerca más a los cerdos o las anchoas tenga esta enorme capacidad destructiva!”.

- “Es la segunda vez que te escucho una afirmación similar sobre el hombre. ¿Te importa explicármela Soul?”.

- “¡Por supuesto! La cadena trófica no es más que el mecanismo de transferencia de materia orgánica, es decir nutrientes, y energía a través de las distintas especies de seres vivos que componen una comunidad biológica o ecosistema. Su nombre proviene del griego trophos, “alimentar”, “nutrir”. Dicho de otra manera, el proceso mediante el cual se transfiere la energía alimenticia a través de una serie de organismos, en el que cada uno se alimenta del precedente y es alimento del siguiente. ... Existiendo un último nivel en la cadena alimentaria que corresponde a los descomponedores”.

- “Por ejemplo Soul: un herbívoro o insectívoro es comido por un depredador carnívoro y ese a su vez por el hombre. Por lo que en una cadena trófica cada eslabón depende de los demás para subsistir”.

- “¡Así es Nomar!”.

- “¿Y las anchoas? ¡qué por cierto no me gustan nada Soul!.

- “Hace unos años se hizo un estudio sobre el consumo humano entre los años 1961 y 2009. Para realizar los cálculos, los investigadores utilizaron los datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Del mismo derivó un informe que desmiente el tópico de que los humanos son un depredador superior. Tenemos, mejor dicho, tenéis, un nivel trófico de 2.2. Un valor muy próximo al de las anchoas o cerdos, pero muy alejado del de los depredadores superiores como por ejemplo las orcas. Que alcanzan un nivel que duplica con creces al de los seres humanos, 5.5. Considerando nuestros hábitos alimenticios, que son evidentemente de índole omnívora, el Homo sapiens está catalogado como un animal consumidor secundario de tercer orden. A pesar de ello el ser humano se erige como un gran consumidor de aquello que el ambiente produce. O sea que sobre consumimos y la única retribución que damos al ecosistema natural en el que habitamos son nuestras propias sustancias de desecho. ¡Unos auténticos solidarios desprendidos!”.

- “Pues queda claro Soul que es perentorio un cambio de paradigmas sociales respecto a la posición del hombre en los flujos de energía y en especial en su relación con el medio natural. Para conseguir de esta forma que todo lo correspondiente a la captación cíclica y aprovechamiento de la energía contenida en los organismos sea equitativo con el objetivo de conseguir que el entorno biológico tienda hacia la sustentabilidad”.

- “¿Ha dicho sostenibilidad Nomar?”.

- “No Soul. Sustentabilidad. El equilibrio existente entre una especie con los recursos del entorno al cual pertenece. Básicamente, la sustentabilidad, lo que propone es satisfacer las necesidades de la actual generación pero sin que por esto se vean sacrificadas las capacidades futuras de las siguientes generaciones de satisfacer sus propias necesidades, es decir, algo así como la búsqueda del equilibrio justo entre estas dos cuestiones. De acuerdo con las Naciones Unidas, la diferencia que existe entre desarrollo sostenible y desarrollo sustentable es que el desarrollo sustentable es el proceso por el cual se preserva, conserva y protege solo los Recursos Naturales para el beneficio de las generaciones presentes y futuras sin tomar en cuenta las necesidades sociales, políticas ni culturales del ser humano, mientras que el desarrollo sostenible es el proceso mediante el cual se trata de satisfacer las necesidades económicas, sociales, de diversidad cultural y de un medio ambiente sano de la actual generación, sin poner en riesgo la satisfacción de las mismas a las generaciones futuras”.

- “Perfectamente explicado Nomar. Si me permite seguiremos con nuestro breve recorrido por las anteriores COP. Dos semanas, 25.000 personas, la mayoría de los países que componen nuestro mundo y un compromiso a altas horas de la noche. Este podría ser perfectamente el resumen de la COP23. Cumbre en la que quedó bien definido que todas las conversaciones mantenidas durante el encuentro se pueden considerar más como un proceso que como un resultado. Pero situémonos. Estamos a principios de noviembre de 2017 en Bonn, Alemania. La gente salió de allí cuestionándose si valió la pena y si catalogar como “circo” al evento era más una realidad que una chanza. Técnicamente fueron dos semanas sobre el "libro de reglas". Si el Acuerdo de París es la Constitución del clima, entonces el libro de reglas representa las leyes y regulaciones que lo implementarán. Sin embargo, y a fin de cuentas, el objetivo final, el objetivo del Acuerdo de París, es limitar el aumento de la temperatura de la Tierra a un máximo de dos grados Celsius. Vimos Nomar como en el siguiente año aún se seguía dando vueltas al acuerdo de París. Y le vuelco a recordar que fue en 2015”.

- “Lo que pretende usted señalar Soul es que las COP del 17 y del 18 estaban todavía intentando no ya que se cumplieran los acuerdos de París sino que comenzarán de una vez a ponerse en práctica esos acuerdos”.

- “Básicamente Nomar. No contentos con esto la cumbre de Bonn también se señaló por otra de las grandezas del ser humano. Se denunciaron situaciones de acoso sexual durante el desarrollo de la misma. Y eso que al inicio de la conferencia del clima, la Organización de Naciones Unidas hizo un llamamiento a la "tolerancia cero" con el acoso sexual y pidió a los asistentes denunciar este tipo de comportamientos. Se le hizo caso pero es que no debería existir el acoso sexual y menos aún en este tipo de eventos donde grandes prohombres y mujeres se reúnen para salvar al planeta. Para salvarnos a todas. No para ser acosadas o ser acosadores”.

- “Me adelantaré a lo que creo que me va a decir Soul. La COP25 de Madrid ha sido un estrepitoso fracaso”.

- “¡Pues no, Nomar! Lo mío, mi apreciación sobre la cumbre del clima celebrada en Madrid es más un epitafio. “El fracaso del fracaso es un éxito de la inacción”. En realidad no considero que se pueda catalogar como fracaso algo que ya nace roto porque su gestación de años, anteriores y sucesivas COP, ya estaba en la UCI por haberse estrellado con los interese económicos de los más poderosos. Y he utilizado muy conscientemente los términos roto y estrellado. Porque se considera que el término fracasar emana del vocablo italiano fracassare que puede traducirse como “estrellarse” o “romperse”. Lo que es lastimoso es que la UE intentó desempeñar su papel de puente entre los países en desarrollo y los desarrollados sin conseguirlo. La Unión Europea sigue llegando tarde y mal, demostrando su alto grado de incompetencia e inoperancia, tanto en la lucha climática como en el tratamiento de la migración y los derechos humanos. Es loable que se ponga a ello pero ¡qué se ponga! Ya estamos cansados de apariencias. La virtud hay que demostrarla no solo decir que se posee. Recuerda que ya hablamos de ello y del Lazarillo de Tormes. Ha quedado bastante explicito que se necesitará un gran impulso diplomático y una mayor alianza de liderazgo para obtener resultados sustanciales en la COP26 en Glasgow, Escocia. Veremos si la UE consolida este intento de liderar una reacción real a la defenestración de la Tierra o queda una vez más en agua de borrajas”.

- “¡Qué bien ha utilizado la expresión agua de borrajas Soul! Se dice que su significado se debe a lo insípida que resulta la infusión de la planta de la borraja, la cual se utilizaba desde la antigüedad como remedio para hacer sudar”.

- “Con respecto a eso debo indicarle que también se creía, supersticiosamente, que si una mujer pisaba una hoja de borraja quedaría embarazada. Y también que en un principio la hierba utilizada para esta expresión era la ‘cerraja’, una planta semejante a una lechuga silvestre cuyas propiedades de las hojas, flores o jugo lechoso se aplicaba como estimulante del apetito, el tratamiento de la ascitis o para trastornos hepáticos entre otros. Pero sin embargo su agua infusionada resultaba insulsa y sin propiedades, de ahí que, originalmente, la expresión fuese ‘quedar en agua de cerrajas’. Este agua en comparación a los atributos del resto de la planta se quedaba en nada”.

- “Entonces cree que no ha servido para nada o peor aún para perpetuar el dislate con respecto al clima y perder aún más tiempo. A la par que polarizar con mayor intensidad si cabe las posturas dadas las actuaciones de los negacionistas, los fascistas y en definitiva los egoístas”.

- “Pues estaría encantado mi buen amigo en añadir una nueva rima a su triada, los idealistas. En contraposición a ese triunvirato desolador que ha reinado en esta y en la mayoría de las anteriores cumbres. No hay más que leer el texto final para percibir nítidamente que tiene un marcado carácter circular con una proyección lineal, en cuanto a simpleza y posibilidades de desarrollo, pues no existe ni una sola frase que apele al esfuerzo de los países para presentar planes de reducción de sus emisiones más ambiciosos el año próximo”.

- “¡Estos mandatarios tenemos. Esta economía perpetúan, y este planeta y su clima devalúan!” apostilló Nomar.

Comentarios