Remitidos

Remitido

Una Delegación del Gobierno a la altura de las circunstancias

delegada

Creo que desde el principio de la crisis sanitaria, incluso bastantes días antes de que se decretara el Estado de Alarma, desde la Delegación del Gobierno de Ceuta se ha actuado bien y rápido.

No cabe duda que todo es mejorable, tanto en política como en cualquier otra cosa. Dicho esto, creo que desde el principio de la crisis sanitaria, incluso bastantes días antes de que se decretara el Estado de Alarma, desde la Delegación del Gobierno de Ceuta se ha actuado bien y rápido. Los resultados son claros, somos de los que menos contagiados hemos tenido y nunca ha faltado el abastecimiento de alimentos, medicamentos, etcétera, etcétera.  

¿Qué hubiese venido bien tener más test para hacer la prueba de covid-19 a todas las personas sospechosas de ser positivos por los síntomas que tenían? Por supuesto. ¿Pero dónde estaban esos test los primeros días? Lo digo, porque eran pocos test también los que tenían en otras ciudades de España y en otros países. La demanda de test a nivel mundial era, y sigue siendo, muy superior, tremendamente superior, a la oferta que hay. Los pocos distribuidores no dan abasto, entre ellos China, que fue el primero en padecer la pandemia, de hecho todo apunta a que allí “nació” Covid-19.

A partir de ahora TODOS los Gobiernos tendrán que plantearse promover activamente que haya más fábricas en España y Europa de materiales tan necesarios.

Por muchas gestiones que se hiciesen desde Delegación de Ceuta y desde el Gobierno de la Nación había lo que había, no había más, aun así había test, pero no la cantidad deseada, igual que en todas las demás ciudades españolas, europeas...

Lo mismo que pasó con los test, pasó también con las mascarillas, la demanda era, y sigue siendo, muy superior a la oferta. Hay que tener en cuenta que casi todos los países están a la búsqueda desesperada de millones y millones de mascarillas y de test para su población. No hay que olvidar que la mejor mascarilla para la prevención del covid-19 para la población en general, no hablo de sanitarios, policías...,sigue siendo mantener una distancia de seguridad entre personas. 

Tanto la delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, como sus asesores y todos los funcionarios pertenecientes a la Delegación (administrativos, sanitarios, policía nacional, guardia civil, militares...)no han parado de trabajar y han hecho todo lo posible para ir solucionando los muchos problemas que han ido surgiendo. Todo ello en una ciudad bastante especial. Aquí tenemos una Frontera de Europa con Marruecos, una cárcel, un CETI, un puerto que enlaza con Algeciras, una gran población con pocos recursos económicos, una densidad de población increíble, etcétera, etcétera.

La situación para todos es dura, muchísimo más todavía lo es para todas aquellas personas que han perdido a sus seres queridos como consecuencia de esta pandemia. Y también, para los que ven peligrar sus trabajos, los parados, las familias que viven en casas pequeñas, los que les ha tocado de trabajar en primera línea, las personas que vivían al día, etcétera. Algo habrá que aprender de lo ocurrido, pero por desgracia, este virus es muy difícil de controlar y requiere de un confinamiento excepcional, algo muy duro para todos, pero sobre todo para los que menos tienen, los más pequeños, personas con diversidad intelectual, etcétera. Tampoco creo que haya sido nada fácil para los políticos que han tenido que tomar estas decisiones tan drásticas, los cuales siempre han sido aconsejados por los técnicos en Sanidad.

Creo que las medidas que está tomando este Gobierno son buenas dentro de lo que hay, pues están intentando por todos los medios que las personas más necesitadas tengan las ayudas económicas suficientes para salir adelante. También han parado los desahucios, los despidos...En estos casos, para los cuales nunca se está preparado, de los primeros que hay que acordarse es de esas personas más vulnerables, y lo están haciendo.

Para terminar, decir que como siempre, salvo casos de excepción, los españoles hemos respondido de una forma ejemplar y solidaria.

Comentarios