Remitidos

La epilepsia afecta al 1% de las personas

Día Nacional de la Epilepsia.

Hoy se conmemora el Día Nacional de la Epilepsia, una de las enfermedades neurológicas más frecuentes que afecta a aproximadamente al 1% de la población y que se caracteriza por la alteración del sistema eléctrico del cerebro que predispone a generar crisis epilépticas.

Los pacientes con epilepsia pueden hacer una vida normal, aunque deben tomar la medicación de manera adecuada, no consumir alcohol ni drogas y respetar las horas de sueño. Es recomendable una dieta sana y una vida activa, hacer deporte, estudiar, trabajar, evitando siempre conductas de riesgo, tanto deportivas como la conducción, si lleva menos de un año libre de crisis.

Según indica María Palanca Cámara, enfermera de la unidad asistencial de epilepsia refractaria y tesorera de la Sociedad Española de Enfermería Neurológica (SEDENE), “las enfermeras juegan un papel fundamental en el diagnóstico y control de la epilepsia. Los cuidados comienzan con la exploración y catalogación de las crisis epilépticas, pero además tienen un papel fundamental en la promoción y educación en salud tanto de la persona, como del entorno familiar y la sociedad. Durante la pandemia por COVID-19, las enfermeras estamos solucionado telefónicamente numerosas dudas sobre la epilepsia, evitado consultas que podían haber puesto en peligro la integridad de nuestros pacientes.”

Mitos sobre las personas que padecen epilepsia Los pacientes con crisis epilépticas no se pueden cortar o tragar la lengua. Es verdad que en ocasiones una persona se puede morder, pero es improbable que llegue a sufrir cortes en la lengua. También es imposible tragarse la lengua, ya que el frenillo lingual impide esta situación.

Las luces de los videojuegos y las discotecas no suelen provocar crisis epilépticas. Si es verdad que hay epilepsias de tipo fotosensibles que pueden verse afectadas por estos fenómenos, pero son sólo un 3% aproximadamente, por lo que, en principio, salvo que la persona observe que con estas prácticas aumentan o relaciona la presencia de crisis, puede realizarlas tranquilamente.

Respecto al consumo de café o chocolate u otros alimentos excitantes, no hay evidencia de que afecte directamente al aumento del número de crisis.

Si nos encontramos a una persona que tiene una crisis epiléptica, lo primero que debemos hacer es mantener la calma y proteger a la persona. No debemos nunca sujetarla ni tirar de ella y nunca introduciremos nada en la boca ni intentaremos sacarle la lengua. Controlaremos el tiempo de duración de la crisis y una vez terminada, lo colocaremos de lado y avisaremos a los servicios de emergencia sanitaria.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad