Remitidos

Remitido

Educación y Cultura en la Europa de los jóvenes

Alfonso Conejo
photo_cameraAlfonso Conejo

El conocimiento y la formación, constituyen piedra angular en la vida de las personas. Los europeos dependemos de ellas más que nunca, por lo que deben seguir siendo objeto de atención.

El conocimiento y la formación, constituyen piedra angular en la vida de las personas. Los europeos dependemos de ellas más que nunca, por lo que deben seguir siendo objeto de atención. En una democracia cada vez más compleja y participativa, la educación cumple una función social de primer orden, siendo entre los medios a nuestro alcance, el más adecuado para promover la mejora de la sociedad.

En un mundo de cambios rápidos en el que los jóvenes tienen que conformar el futuro de Europa, uno de los retos es ofrecerles entrada en el mundo laboral con objetivos de competitividad y potencial científico. Es compatible enseñar lo útil para la vida con tiempo y tesón, prepararlos para el desempeño cualificado de diversas profesiones, y determinar lo que conviene para su participación activa en la vida social, cultural y económica. La necesidad principal es fomentar hábitos de logro dirigidos al dominio de la propia autoestima personal, ofreciendo una formación para el saber hacer y para saber vivir.

La educación que parte del respeto y la valoración de la diversidad, cruza cualquier límite, lingüístico, político o étnico. Educar así es formar el carácter para que cumpla un proceso de socialización imprescindible, sabiendo que el proceso de aprendizaje se proyecta a lo largo de toda la vida de la persona. Los jóvenes ceutíes, al igual que en el resto de Europa, han ido cambiando con la sociedad, y debemos posibilitar su aprendizaje de cosas distintas.

El Partido Popular Europeo es una escuela de libertad y dignidad, de trabajo y espíritu de constancia. Todos los jóvenes de Ceuta tienen un sueño y todos tienen talento. Debemos contar con los mecanismos necesarios para reconocerlo y potenciarlo. Las autoridades se legitiman a partir de la creación de condiciones adecuadas para el desarrollo de todos.

Desde el Partido Popular Europeo lucharemos por lograr un nuevo y estable proceso de armonización y coordinación de reformas entre los sistemas de educación europeos, promover una inversión continua y acertada, estrechar la relación con las empresas, entre la investigación científica y la innovación. En cuanto a la educación superior debe ser un asunto político fundamental en la UE, ya que es la única manera de crear una economía basada en el conocimiento y ser competitivos en todo el mundo.

Los partidos miembros del Partido Popular Europeo, creemos que es necesario el fomento y desarrollo de expresiones culturales contemporáneas, así como la protección de nuestro patrimonio y su enriquecimiento a través de promoción de intercambios. La Europa humanista es un referente cultural y de conocimiento en el mundo. Somos partidarios de reforzar una estructura en la que haya lugar para familias, comunidades, o asociaciones ciudadanas, pero otorgando también un enorme valor a la iniciativa personal. Las políticas públicas deben buscar el equilibrio entre iniciativas culturales de carácter comercial y sin ánimo de lucro.

Todos asumimos un papel activo en la transformación educativa con la corresponsabilidad de mejorar, en un proceso participativo e integral. Es una tarea que afecta a cualquier forma de manifestación de una sociedad más global y participativa, que exige maneras alternativas de organización y gestión. Una de las prioridades del Partido Popular Europeo consiste en impulsar constantemente políticas en materia de investigación, fomentando procesos de modernización.

El nivel educativo de los ceutíes determina su capacidad de afrontar los desafíos que se planteen en el futuro, las metas y expectativas de su trayectoria vital, formando personas autónomas, activas e innovadoras, deseosas de participar, de crear valor individual y colectivo, de asumir el valor del equilibrio entre el esfuerzo y la recompensa. Las personas son lo más valioso que tiene cada país, y la educación y la cultura es el motor que promueve su bienestar.

Comentarios