Remitidos

Remitido

¿Es el PSOE más racista que Vox?

Abascal posa junto a los candidatos y dirigentes locales de Vox y el europarlamentario Jorge Buxadé (C.A.)
photo_cameraAbascal posa junto a los candidatos y dirigentes locales de Vox y el europarlamentario Jorge Buxadé (C.A.)

Dentro de ese paradigma, el PSOE se está convirtiendo en un verdadero catalizador darwinista dedicado en cuerpo y alma a ese menester.

Ya decía Freud que el humor es la manifestación más elevada de los mecanismos de adaptación del individuo, y en ese contexto, bien saben los que me conocen que el humor es una premisa ineludible en mi vida.

Dentro de ese paradigma, el PSOE se está convirtiendo en un verdadero catalizador darwinista dedicado en cuerpo y alma a ese menester. Aún resuena en mi cabeza esa imagen de Blanca Gómez, candidata del PSOE, en lo que parecía ser un sketch del programa de Bertín Osborne “estos locos bajitos” con sus bertiniños, donde le hablaba a un grupo de adultos (sí… eran adultos…) diciéndoles algo así como “¡papeleta de PP y de VOX caca! ¡No tocar! ¡Caca!” Les faltó ir vestidos de la patrulla canina y hacerles el baile de fortnite.  Debo reconocer que ese vídeo está en el top ten de los vídeos más racistas que he visto en mi vida. Como cuando un racista quiere no parecer racista y dice algo así como “para mí este negro es como si fuera una persona”. Ya de por sí siempre que hablan del “voto musulmán” envían un mensaje racista. Los musulmanes no son animales de pastoreo, son personas, individuos, con sus propios pensamientos, metas, y capacidad de decisión, lo que los convierte en individuos con intereses y opiniones particulares que no tienen por qué obedecer a un mismo patrón fijo. Muchos de ellos, cansados de que sus hijas no puedan pasear por el puerto porque las acosan los ilegales y los menas. Muchos de ellos que, siendo consecuentes con su fe, no admiten ni aceptan ni votarían jamás a un partido que legisla para que sus hijas de 16 años aborten sin que ni siquiera ellos puedan saberlo, y no solo eso. Un partido que les obliga a financiar esos abortos con el propio fruto de su trabajo, convirtiéndolos ante su creador en cómplices de ese crimen. No señores. Ustedes no son “el partido de los musulmanes”. Al final, con estos actos, se demuestra que el PSOE es quien comete actos racistas, y no VOX. Dejen de insultar.

De José Simón ya me pillaba menos por sorpresa, ya que en la pasada campaña pude admirar varias de sus esperpénticas intervenciones. Mientras escribo esto, por ejemplo, viene a mi mente esa charla con los discapacitados donde sacaba temas como la guerra de Iraq… y no es broma. Hasta los candidatos de otros partidos se miraban con cara de “¿¡en serio!?” Y podría ser injusto ahora y decir que las propuestas que ha hecho el señor Simón desde su elección cabrían en un papel de fumar, pero no seré injusto y diré la verdad. Cabrían realmente en las cenizas de un papel de fumar, tal es su record. Esa ausencia de propuestas habría sido entendida en Adil Mohamed, ya que no habla español y en Madrid debe estar más perdido que un pulpo en un garaje, pero no en Simón. Eso es lo que le importa al PSOE y al señor Simón Ceuta una vez que ya se han metido su “bocadillo de pinchitos tan rico” en el estómago y su voto en el bolsillo. Nada. Si te engañan una vez, la culpa es suya. Si te engañan dos veces, la culpa es tuya.

Los guerracivilistas que van de demócratas (sí, los que votaron contra el sufragio femenino pero que ahora dicen que hay que decir les gallines), han vuelto a hacer de las suyas. En un ejercicio de libertad, democracia y antibelicismo, han convocado a unos 6.000 militares a las maniobras “Toro19”, bajo un escrito que reza: “estando prevista su participación en el Ejercicio TORO que se desarrollará entre los días 8 y 24 de noviembre, así como que las elecciones generales tengan lugar el día 10 del citado mes; se le informa expresamente que no está previsto otorgar ninguna autorización para ausentarse del mencionado ejercicio con objeto de ejercer el derecho de sufragio activo en tales comicios, por ser contrario a las necesidades del servicio al quedar afectada la operatividad del mismo”.  Eso me recuerda más a ese discurso de Largo Caballero en Alicante en 1936 donde dijo “Quiero decirles a las derechas que si triunfamos colaboraremos con nuestros aliados; pero si triunfan las derechas nuestra labor habrá de ser doble, colaborar con nuestros aliados dentro de la legalidad, pero tendremos que ir a la guerra civil declarada. Que no digan que nosotros decimos las cosas por decirlas, que nosotros lo realizamos”. A ese no le aplican la memoria histórica… Hay que ver lo que son las coincidencias, se desentierra a Franco días antes de las elecciones, se convocan maniobras que alejan a los militares de sus centros de votación, no sean que vayan a votar “opciones poco democráticas…” todo coincidencias, y si dices que no son coincidencias, “¡facha!” insulto ad hominem.

La situación en España es crítica. Es crítica por la inacción, en el mejor de los casos, de los gobiernos del PP y del PSOE, que están favoreciendo un clima de proliferación del terrorismo en la nación. El ejemplo claro lo tenemos en Cataluña, con lo que ya estamos ante el prólogo del retorno a un contexto de terror que tan horrible recuerdo ha dejado en nuestras memorias con mil personas brutalmente asesinadas. No es conspiranoia. La operación Cadera en 2018 contra los CDR, con detenidos ya encausados por terrorismo, la operación Judas en 2019, con imputados por terrorismo y tenencia de explosivos… e incluso una plantilla que ya poseen los CDR para la reivindicación de atentados terroristas. Esta es una visión clara que ya es difícil de atajar, y que cada día lo es más, y que tanto PP como PSOE han demostrado ser cómplices por inacción indirecta, cuando no cómplices por acción en la política de cesiones constantes de competencias que han favorecido el adoctrinamiento pseudofascista en Cataluña, germen de ese proceso destructivo. Yo no tengo ninguna duda al respecto, Ceuta necesita mandar a al Congreso de los diputados a una persona que sabe lo que es ser víctima del terrorismo, y que mantendrá una actitud beligerante contra el terrorismo separatista en cada una de sus acciones. En cada una de sus peticiones. Más allá de partidos, intereses personales o charlatanería sofista. Es el momento de poner en ristre la pica de Teresa López, de VOX, en Madrid, por una España unida.

Comentarios