Remitidos

Exposición "Blas de Lezo, el valor de Mediohombre"

Desde mañana, 15 de Octubre, y hasta el próximo día 21, en el Salón Noble del Núcleo “Casino Militar” del Centro Deportivo y Sociocultural Militar “Ceuta” (C/ Camoens, 8) estará abierta al público, en horario de 10:00 a 13:30 horas y de 17:00 a 20:30 horas, la Exposición “Blas de Lezo. El valor de Mediohombre”, la cual ha sido organizada por la Delegación de Defensa en la Ciudad de Ceuta, a través de la Subdirección General de Publicaciones y Patrimonio Cultural.

 La exposición persigue el objetivo de promulgar y promover la cultura de defensa, y en este caso concreto, de dar a conocer la figura y recuperar la memoria de uno de los marinos más importantes de nuestra historia naval, contribuyendo de esta manera a difundir el rico patrimonio histórico cultural militar español.

La exposición se ha organizado en base a paneles fotográficos (26) que reproducen diversos momentos de la propia historia, como son: la vida del marino, su trayectoria en el marco de la primera mitad del siglo XVIII, guerra de Sucesión, y la batalla de Cartagena de Indias. Además, pueden visionarse dos videos relacionados con el tema de la misma.

Blas de Lezo nació el 3 de Febrero de 1689 en Pasajes de San Pedro (Guipúzcoa). Ingresó en la Marina con 15 años y destacó pronto por su coraje y valor en la Guerra de Sucesión, donde se forjó como militar. Participó en los principales episodios del conflicto: la batalla de Vélez-Málaga (1704), el socorro a las ciudades de Palermo y Peñíscola, y los sitios de Barcelona (1706 y 1714) y de Tolón (1707). Con solo 23 años ascendió a Capitán de Navío y a los 25 era cojo, tuerto y manco por las heridas recibidas en combate, lo que le valdría el apodo de Mediohombre.

Destinado en la escuadra del Mar del Sur luchó contra la piratería en las costas de Chile y Perú y en la defensa de los territorios ultramarinos. Posteriormente, al mando de la escuadra del Mediterráneo, participó en las expediciones de Génova (1731) y Orán (1732), y en 1734, al frente del Departamento de Cádiz, alcanzó el empleo de Teniente General, la más alta graduación de la Armada.

Hombre de máxima confianza del secretario de Estado José Patiño, en 1736 asumió la defensa de Cartagena de Indias, considerada la llave de Indias y la plaza clave para mantener el dominio español en América. Fue allí donde demostró sus dotes de estratega y protagonizó su mayor hazaña militar.

En 1741, con solo seis navíos de guerra y no más de 3.200 hombres, defendió Cartagena frente a la flota del almirante Vernon, más de ocho veces superior en barcos de guerra y casi diez veces mayor en combatientes. Ante la sorpresa de Vernon, quien al comienzo de la batalla había anticipado a Londres una victoria segura, Lezo infligió a Inglaterra la mayor derrota naval de su historia. Pese a la crucial intervención de Blas de Lezo para el triunfo, su enfrentamiento con el virrey Sebastián de Eslava le llevó a ser apartado de su puesto al frente de la escuadra de Cartagena de Indias.

Murió poco después, en septiembre de 1741, invicto en toda su carrera militar, y fue enterrado en una tumba de emplazamiento desconocido, sin el reconocimiento merecido. Colombia le recuerda como un héroe y la Armada española honra su memoria con el nombre de un buque; en la actualidad, la fragata F-103

Comentarios