Remitidos

Remitido

Incapacidad y torpeza, abuso y prepotencia

El superintendente de la Policía Llocal, Sebastián Vega (C.A.)
photo_cameraEl superintendente de la Policía Llocal, Sebastián Vega (C.A.)

CCOO carga contra el superintendente de la Policía Local, critica la gestión que está realizando en unos momentos tan delicados. 

CCOO quiere hacer pública su preocupación por la deriva que está tomando la gestión de la Policía Local en unos momentos tan delicados.

A pesar de las continuas advertencias y observaciones que venimos formulando al Gobierno, el deterioro es aceleradamente progresivo.

Ceuta no se puede permitir el lujo de que su policía funcione con notables deficiencias como consecuencia de una manifiesta incapacidad para organizarla y dirigirla.

El Superintendente Jefe de la Policía Local, sobre quien recae esta responsabilidad, está notoriamente sobrepasado. El sentir general del Cuerpo es el de una creciente inquietud ante unos signos de incompetencia difícilmente asumibles.

En la mañana de hoy, el mismo, ha expulsado en la puerta de entrada de las dependencias municipales a los representantes sindicales de CCOO cuando se encontraban desempeñando labores de entrega de material de protección y asesoramiento a distintos compañeros, argumentando que son personal ajeno a la policía; reseñar que además de ser delegados también son agentes municipales, ni que decir tiene y para general conocimiento, la labor sindical es considerada por el Gobierno como un servicio esencial el cual se establece en Real Decreto con motivo del estado de alarma, eso sí, con la medidas de seguridad que una crisis de estas características recomienda y obliga, y a las propias establecidas por la Jefatura al mando.

Esto es una prueba más de la incapacidad y torpeza, a la vez de abuso y prepotencia; que al mismo tiempo que repudiaba a dos agentes de policía en labores sindicales, permitía que una ciudadana, ajena totalmente al servicio, pudiera estar en las mismas dependencias.

Esto deja claro que el motivo de echar a los delegados sindicales no es otro que el haber hecho público diariamente cuantas reivindicaciones por deficiencias y carencias existían y que no han sido escuchados tras haberlas intentado negociar previamente, ahora el tiempo parece que les da la razón a CCOO, y lo que se podía haber hecho hace 20 días está ocurriendo: “readaptación organizativa de toda la plantilla”, incompleta a día de hoy por la incapacidad de dar las órdenes establecidas desde la Consejería de Gobernación, dándole la responsabilidad de la reducción de turnos a los mandos intermedios, cuando debería tomarla él como se ha hecho en el CNP.

Todo esto, es una prueba irrefutable del estado de nervios en el que se encuentra sumido quien gobierna a los agentes locales, cuando en estos momentos debiera de mantener una actitud diametralmente opuesta. Ante una situación de gravedad en la que se está viviendo, quien dirige a la Policía Local navega con un rumbo desconocido y con desconcierto, además de desbordado sin dejarse escuchar y presa de un preocupante nerviosismo.

El Gobierno de la Ciudad debe tomar medidas urgentemente. Para finalizar, no nos sentimos orgullosos de hacer esta denuncia con la que esta cayendo, pero no nos han dejado otro camino que acudir a la inspección de trabajo y a la vía contenciosa administrativa. CCOO no permite ni permitirá cualquier acto de vulneración de derechos fundamentales, que con mucho esfuerzo y sudor han logrado cuantos antecesores se han dedicado a la lucha por los derechos económicos, sociales y laborales de los que hoy todos disfrutamos, caso contrario, estaríamos volviendo a tiempos de antaño.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad